Piercings en la lengua, uno de los riesgos: hinchazón

Desde el dolor, el reto que implica satisfacer nuestra necesidad básica por alimentos a la hinchazón, entre otras cosas, el piercing en la lengua implica complicaciones de diversa índole. La última que te mencionaba, la hinchazón, es de las más comunes y no siempre es fácil de manejar. Por ello es que hoy quiero invitarte a conocer algunos aspectos sobre la hinchazón de la lengua después de la perforación.

Perforaciones en la lengua

Los piercings o perforaciones, tal como perfectamente lo indica su nombre, son en sí heridas y, como tales, debemos cuidar de ellas a cada instante. Tenemos que usar una buena joyería o al menos una del material adecuado, verificar que la zona de perforación no esté hinchada, ya que luego de unos días de habernos hecho el piercing, es bastante común que el lugar esté hinchado, pero si la hinchazón es excesiva, puede que no nos cicatrice completa y correctamente.

Como te mencionaba, uno de los casos más comunes en donde podemos observar la hinchazón tras la perforación es en la lengua. Por lo general, ésta se hincha bastante, pero depende además de las condiciones físicas que posee cada persona.

La pieza y la hinchazón del piercing en la lengua

Durante la cicatrización del piercing se suele utilizar distinta joyería a la que se usa luego de que esté completamente sano. Puede pasar que la pieza no sea suficientemente larga y se clave en la perforación, provocando un dolor bastante molesto y demorando el proceso de cicatrización.

En la perforación en la lengua, puede suceder algo que es difícil de imaginar, cuando la lengua se hincha demasiado y bloquea el acceso de aire a las vías respiratorias. Ciertos tipos de sustancias, especialmente las ilícitas como las metanfetaminas u otras drogas duras durante el proceso de cicatrización, pueden provocar problemas graves, aumentando aún más la hinchazón o haciendo que bajo los cambios en nuestro organismo, el cuerpo no esté listo para lidiar contra el problema. Lamentablemente, existe más de un caso en el que personas se han ahogado con su propia lengua.

Es curioso, pero debemos tomar esto como ejemplo y ser conscientes en el tema. Es un riesgo sumamente peligroso. Así que si tienes pensado hacerte algún piercing de este estilo, si ya tienes uno o conoces a alguien que lo tiene y la lengua está hinchada, procura estar limpio. Unos paños tibios de agua esterilizada con sal marina puede ayudar a bajar la hinchazón, pero si pasan los días y todo sigue igual o se nota que la respiración presenta ciertas dificultades, es vital ir de inmediato a emergencias.

Bien, saber este tipo de cosas es interesante y útil, ¿no lo crees? ¿Tienes un piercing en la lengua? ¿Alguna vez te ha pasado? 

 

Artículos recomendados