Suspensión en el aire con piercings

Comenzó siendo un show de cirqueros. Algunos osados se suspendían en el aire colgados solamente por ganchos atravesados en sus cuerpos. Recuerdo que cuando el ilusionista Chris Angel se suspendió provocó una gran conmoción mediática: todo el mundo hablaba de la azaña que había cometido, de su coraje y valor para animarse a colgar de unos piercings.

Hoy en día ya no es la GRAN cosa que era. Incluso hay una organización (suspension.org) destinada a divulgar el arte de la suspensión. Te enseñan como hacerlo de la forma más segura posible y las distintas formas. Y año a año consiguen más adeptos que se unen a su tribu. Sin embargo, sigue siendo algo asombroso y llamativo que no deja de sorprender a quien lo mira.

Es que no parece sencillo atravesarse muchos fierros en la piel y animarse a que la piel resista nuestro peso corporal. Sinceramente, el temor a que se desgarre mi piel por no soportar mi cuerpo me da bastante miedo.

Para aquellos que sí estarían dispuestos a hacerlo (o que les interesa el tema), les cuento que hay distintas modalidades de suspensión mediante piercings:


Los ganchos se colocan como anzuelos en la piel


La suspensión de resurrección es la más conocida

La tradicional es la suspensión "de resurrección", que consiste en quedar colgados horizontalmente boca arriba, como elevándonos, por piercings dispuestos en nuestro tronco y abdomen.


Suspensión de Superman

Otra forma popular es la suspensión "superman", que consiste en colocar los ganchos en nuestra espalda, lo que nos hace elevarnos en el aire como si fueramos este famoso superhéroe.


Suspensión suicida: impresiona

En la suspensión "suicida" se colocan los piercings en nuestra espalda alta y hombros, lo que da la sensación de que la persona suspendida se hubiese ahorcado.


suspensión de rodillas

La suspensión de rodillas consiste en colgar cabeza abajo, solo sostenido por nuestras rodillas.


Meditando con la pose de Loto mientras se suspende

La suspensión en "loto" adopta la famosa posición de meditación con las rodillas cruzadas. Los ganchos se colocan en rodillas, tobillos y espalda.

Además de estos estilos, hay muchas otras formas de suspensión. Y todo el tiempo alguien innova con alguna otra técnica.

Ya sea por adrenalina, por superar nuestros miedos, por desafiarnos a nosotros mismos, por elevarnos espiritualmente, o simplemente por saber qué se siente, la suspensión corporal es una experiencia que debe practicarse con el mayor de los cuidados, siempre consultando a algún experto que nos asesore.

No es necesario aclarar que no hay que hacer esto en casa.

Más información |  suspension.org (en inglés)

 

Artículos recomendados