Tatuajes de rostros: una muy mala idea

¿Has visto alguna vez un tatuaje tan mal hecho que no lo has podido olvidar? Algunas personas han tenido la idea de hacerse tatuajes de rostros de personas queridas e incluso de famosos que admiran. Sin embargo, sus tatatujes no se parecen ni un poco al resultado final que querían. Conozcamos algunos casos desafortunados y algunos consejos para evitarlos.

Elige a un tatuador profesional

Los tatuajes de personas bien hechos deben retratar el rostro tal como una fotografía. Por eso es aconsejable que vayas con un tatuador profesional o del cual tienes buenas referencias para ese tipo de trabajos. Pero antes es muy importante que tengas claro una cosa: el hecho de que sea un tatuador profesional, no significa necesariamente que sea muy bueno para tatuar rostros. Tienes que asegurarte de que tiene experiencia en hacer tatuajes de rostros, de lo contrario no sirve.

Reconsidera tu tatuaje

Si no encuentras a un tatuador que te inspire confianza para hacerte un tatuaje de rostro, es preferible que dejes pasar el tiempo hasta dar con uno. El mismo consejo sirve también para los casos en que un tatuador te da un precio llamativamente bajo por hacer el trabajo. Como hemos visto en otros artículos, los tatuajes de buena calidad y bien hechos (esos de los que uno se siente orgulloso de mostrarlo), tienen su precio alto. Así que desconfía de aquellos que te digan 'yo te hago el tatuaje al mejor precio'.

Busca alternativas

Una buena alternativa para minimizar los riesgos de que tu tatuaje sea un espanto, son las caricaturas. En lugar de pedir una réplica exacta del rostro de una fotografía, puedes llevarle al tatuador una caricatura que tengas hecha con la foto de ese ser especial, o averiguar en el estudio de tatuajes si ellos pueden hacerte una caricatura en papel para ejemplificar cómo quedaría tatuado.

Si no te animas con una caricatura o no encuentras un tatuador experto, siempre tienes las opciones de tatuarte el nombre de la persona, una frase, una canción, un símbolo, o algo que la represente. Recuerda que los tatuajes son un arte que permite explorar tu creatividad al máximo. 

 

Artículos recomendados