Tatuajes de código de barras: No te lo hagas

 
A estas alturas, este ya es un tatuaje poco original

No sé quien fue que lo inventó, pero seguramente el primero que se le ocurrió hacerse un tatuaje de un código de barras tuvo una genial idea. En pocas palabras (más bien, sin palabras y con un potente símbolo), expresa muchísimo. Es un tatuaje que quien lo ideó seguramente haya tenido mucho para decir.

Se puede interpretar como una fuerte crítica a la sociedad de consumo en la que vivimos, donde todo tiene un precio y donde todos somos productos comercializables. Se puede interpretar como un mensaje de que todos tenemos un precio, o que, como producción a escala, somos fabricados en masa, catalogados y rotulados. También puede interpretarse como una simple ocurrencia que no pretendía demasiado. El punto fue que en su momento era original.

Hoy, el tatuaje de código de barras es una opción que ya ha pasado de moda. Hay muchísima gente que se lo hace, y ya no es lo que era cuando surgió. Estamos hablando de un símbolo en contra del consumo que cayó en la ironía de ser uno de los más consumidos por los amantes de los tatuajes.

Se puede asociar en este caso a la figura del "Che" Guevara, quien lamentablemente ha dejado de ser el representante de determinados ideales para pasar a ser un tatuaje de moda (y de quien más adelante seguramente hablaremos).


Aún estás a tiempo para no hacértelo

El tatuaje de código de barras seguramente comenzó siendo un grito de personalidad. Hoy en día es un sollozo pasado de moda.

 

Artículos recomendados