Piercing en el frenillo

El frenillo de la lengua es otra de las tantas posibilidades que ofrecen los piercing orales. Es un piercing que no se luce demasiado, pero que si te resulta interesante, es una buena posibilidad.

Recordemos que el frenillo es un pequeño pliegue de tejido que evita que un órgano del cuerpo se corra demasiado de su lugar. Hay frenillos en varias partes del cuerpo, como la lengua, los labios, el pene y la vulva. Siempre me ha intrigado el frenillo de la lengua, pues no le encuentro ninguna utilidad importante. Y como no sirve para demasiado, es una buena idea la de darle una función aunque sea decorativa.

Debes tener mucho cuidado con este tipo de piercing, pues no todos los frenillos están capacidados para ser perforados. Si notas que tu lengua no puede sacarse tanto como la de tus amigos, puede que tengas anquiloglosia, un problema por tener el frenillo extremadamente corto que causa problemas para hablar.

Además pueden dañarse algunas glándulas, por lo que se recomienda tener un frenillo lo suficientemente grande para que este problema no ocurra.

Pregúntale a tu dentista primero para evitar problemas luego.

 

Artículos recomendados