Significado de los piercings

El piercing tiene muchas connotaciones y significados intrínsecos. Códigos, símbolos ocultos, representa distintas formas de expresarnos y demás. De cierto modo, detrás de cada perforación que nos hacemos se esconde un poco de cada una de estas cosas. Cada parte del cuerpo en la que nos colocamos un piercing está dando un mensaje, información de nosotros mismos y nuestra personalidad. Aunque a veces hay estereotipos que deberíamos intentar erradicar. Pero, ¿cuál es ese significado? Desgraciadamente la respuesta no es muy clara, pues depende de cada cultura en particular y en un tiempo determinado. Intentemos reflexionar un poco sobre qué significado tienen los piercings.

Qué razones influyen en las perforaciones y su simbolismo

Las razones por las que alguien puede hacerse una perforación o un piercing pueden ser religiosas, espirituales, eróticas (sexuales), culturales, sociales, simbólicas, estéticas o simplemente por una cuestión de moda y estilo. Lo que en su momento fue prácticamente un ritual casi sagrado y de gran simbolismo espiritual, hoy puede ser apenas un adorno o un accesorio.

Es decir, lo que antes significaba una cosa, hoy puede simbolizar otra, incluso la opuesta (la famosa esvástica de los nazis es en realidad un símbolo milenario de la India y significa "buena suerte"). Es que los símbolos son construcciones cambiantes, estrechamente relacionadas con distintas culturas, distintas formas de percibir la realidad, diferentes interpretaciones y diferentes cosmovisiones a lo largo de la historia.

Prejuicios y significados de las perforaciones

Durante mucho tiempo ha existido un importante prejuicio en relación con las perforaciones y aún en nuestros días queda algún que otro vestigio. Uno de los ejemplos más típicos al respecto y algo que se ha dicho durante un largo tiempo es que si alguien tenía un piercing únicamente en la oreja derecha, esa persona era homosexual. Obviamente, esto no es más que una simple tontería llena de ignorancia. Además, también es discriminatorio, pues se está clasificando a las personas en dos grupos dependiendo del hecho de si se es homosexual o no, estableciendo innecesarias categorías entre las personas.

También hubo quienes encontraban en un piercing un símbolo que clasificaba a las personas como hippie, punk, motociclista, etc. Hoy en día, esto ya no es así (o al menos tan así) y el simbolismo o el significado de un piercing más bien es el que cada uno quiera darle. Estos estereotipos ya han quedado atrás y todo vestigio debería abolirse.

El piercing del ombligo en hombres también se ha considerado un símbolo de la homosexualidad, pero en fin, gracias a todos aquellos valientes y rebeldes que se animaron a perforarse más allá de toda esta violenta estupidez es que cada vez se prejuzga menos y cada vez se lo considera más como lo que realmente es: una obra de arte.

Para ir culminando, también hay que aclarar que todo esto no significa que los estereotipos no existan: muchas veces te preguntarán si eres gay o hippie por tus piercings, pero si estás seguro de como eres, no te importará lo que te digan. Además, existen determinadas perforaciones, diseños y estilos de tatuajes, vestimentas y demás, que varias tribus urbanas han adoptado como símbolo de identidad y aún así, no necesariamente tienes que sentirte parte de ella para también elegirlos.

Así que no pienses más en qué lado o parte del cuerpo quieres ponerte el piercing basándote en las reglas sociales que te han impuesto y no en tus gustos, no importa si es en la ceja, la oreja, el labio o cualquier otra parte de tu cuerpo. Es una idea vieja y arcaica. Póntelo donde más te guste. En definitiva, quien quiere trasmitir algo eres tú. Y sólo tú sabes qué es lo que estás diciendo cuando te haces un piercing, ¿no? ¿Qué opinas tú al respecto? 

 

Artículos recomendados