Piercing en el frenillo de la encía: una linda sonrisa

El piercing en el frenillo de la encía es también conocido como piercing smiley. Este tipo de piercing se realiza en el frenillo, esa porción delgada de tejido que une la parte interior del labio superior con la encía.

Son piercings delicados y pequeños, y la joyería usada debe ser calibre 16 o 18, no más, ya que se trata de una porción de tejido muy fina y delicada; y se lo conoce como smiley (o sonriente) porque, salvo excepciones, solo puede verse cuando la persona sonríe. 

Ver también: tipos de piercing en el labio

 Ahora, conozcamos otras características del piercing de frenillo del labio superior.

Lo que debes saber antes de hacerte un piercing smiley

Hay tres cosas que debes tener en cuenta antes de hacerte un piercing en el frenillo del labio superior.

Para empezar, aunque lo desees y se vea bonito, no todos pueden hacerse este tipo de piercings: si tienes el frenillo demasiado pequeño, será imposible perforarlo.

Ver también: preguntas frecuentes al hacerse un piercing

En segundo lugar, si bien la perforación no debe atravezar mucho tejido, este tipo de piercing es bastante doloroso, ya que el frenillo es una parte muy sensible.

Por último, el piercing smiley es proclive a la migración y rechazo, ya que no es una zona con mucho tejido y el movimiento normal de la boca puede aumentar este riesgo.

Curación y problemas

La curación del piercing del frenillo de la encía suele ser rápida, y no tiene mayores complicaciones. Pero debes tener en cuenta que puede provocar daños en la encía y los dientes, incluso con pérdida de la pieza dental, al retraerse y quedar expuesta la raíz del diente.

Claro que hablamos de casos contados, y si cumples con las indicaciones de curación, y estás atento a cualquier señal de infección o irritación en el área, no tendrás problemas.

Ver más: piercing guiche, un piercing extremo en el perineo

Y bien, ¿estás pensando en hacerte un piercing smiley? Si tienes uno, nos gustaría que nos dejes tus recomendaciones en la sección de comentarios, y nos cuentes alguna experiencia para compartir con aquellas personas que aún no se atreven a realizarse uno. 

 

Artículos recomendados