Los tatuajes y el embarazo

granpanzaembararsza.jpg

Hay muchas dudas con respecto a hacerse un tatuaje mientras una persona está embarazada. Muchos dicen que se puede, mientras otros insisten con que no es lo más conveniente. Es cierto que una embarazada queda muy bien luciendo un tatuaje, pero aún no es del todo seguro que no haya riesgos. Siempre es mejor esperar por las dudas, pero si es muy necesario, entonces te conviene leer esto.

Muchos tatuadores profesionales prefieren no tatuar clientas que estén embarazadas. Más que nada para evitar riesgos (ningún tatuador soportaría que una embarazada pierda a su hijo luego de hacerse un tatuaje, por más que el motivo de la pérdida no tenga nada que ver con el tatuaje en sí). Además, el estrés que algunas mujeres embarazadas sufren puede aumentar con la situación de un tatuaje, lo que a veces causa partos prematuros.

Por otra parte, no es del todo cierta la incidencia que pueda tener la tinta del tatuaje en un embarazo, por lo que tampoco es segura la decisión. Todo esto sin contar que el cambio de tamaño y peso que tiene una embarazada puede deformar el tatuaje que uno se realiza.

embarazadatatuada.jpg

Si aún así estas dispuesta a tatuarte durante el embarazo, entonces lee lo siguiente:

* Primero, debes asegurarte que el artista en tatuajes debe estar registrado y seguir todas las pautas de seguridad.
* El salón de tatuaje debe tener una máquina, llamada autoclave, para esterilizar los instrumentos de tatuaje.
* El salón debe estar limpio.
* El artista debe usar guantes.
* Los vendajes, tinturas/tintas y agujas deben ser estériles, nuevas y sin abrir.

jovenembarapanza.jpg

En realidad estos consejos deben seguirse en cualquier caso, estando embarazada o no. Pero siempre es mejor considerarlos, ya que el riesgo de hepatitis B o de una infección puede ser muy grande si las condiciones no son las adecuadas.

También debes avisarle al tatuador que estás embarazada, cerciorándote de que podrás comunicarte con él si tienes problemas después de hecho el tatuaje. Aún no existen evidencias claras sobre los tatuajes y la incidencia en el embarazo.

tatacuajdaconpanza.jpg

Además, quizás tan solo sea un "antojo" y más adelante la embarazada se arrepienta. Siempre que se pueda es mejor esperar.

Vía | nacersano

 

Artículos recomendados