Si te olvidaste cómo cuidar tu tatuaje después de hacértelo... nosotros te lo recordamos

Generalmente después de hacernos un tatuaje en el mismo estudio nos dan una serie de recomendaciones a seguir. Pero, si todavía no te lo hiciste, o te lo acabas de hacer y las perdiste, aquí te las vamos a recordar para que no te queden dudas:

*Mantener una venda sobre la zona tatuada durante no menos de 24 horas.

*Evitar tocar el tatuaje, y no arrancarse la costra que se forme.

*Lavar el tatuaje con jabón bactericida. Para secarse usar una toalla suave, solamente apoyar la toalla, no debes frotarlo.

*No utilices vaselina, coloca mejor un ungüento antibiótico.

*Aplica hielo en la zona tatuada si sientes que se hinca o ves que se pone rojo.

*Intenta de mojarlo lo menos posible, tienes que evitar las piscinas, jacuzzis, o baños calientes y prolongados.

*Aleja tu tatuaje del sol.

Es bueno que si te gusta estar al aire libre, o directamente eres un fanático del bronceado, recuerdes que un tatuaje aún cuando ya está totalmente curado es una zona sensible. Por lo que debes utilizar siempre protección solar. Esto protege tu piel y evita que el tatuaje se decolore.

En el caso de que veas o sientas síntomas de infección, dolor, enrojecimiento excesivo, o pus, es fundamental que visites al médico.

Recuerda que el tatuaje hay que cuidarlo si queremos que cicatrice bien, pero sobretodo tienes que tener en cuenta que de ahora en más éste es una parte de tu cuerpo como cualquier otra, así que: ¡a estar atentos y cuidarnos!

Vía | publispain

 

Artículos recomendados