Tatuar tu anillo de matrimonio: ¿Felices para siempre?

La alianza de los recién casados es un símbolo de amor eterno que juran las personas que contraen matrimonio. Y en teoría es "hasta que la muerte los separe", por lo que es muy entendible que muchas parejas quieran, en lugar de comprar anillos, tatuárselos.

Muchas parejas de recién casados, o parejas que llevan años de matrimonio, deciden tatuarse sus alianzas como símbolo de ese amor eterno. Es un acto que sin dudas es muy noble y tierno, pero hay un problema: no siempre es eterno. Y es ahí donde la decisión de hacerse un tatuaje de compromiso puede generar problemas.

Con un anillo de compromiso, por más que en la teoría sea "para siempre", también existe la posibilidad de sacárselo (en el caso de que el matrimonio no funcione, claro está). Pero con los tatuajes es evidentemente más complicado. Muchas parejas se divorcian, y eso es una realidad a la que nadie debe mantenerse ajeno. Por eso es que quizás convenga la sortija real en lugar de un diseño de tatuaje.

Pero también es cierto que el tatuaje marca un momento especial de nuestras vidas, y que si tomamos la decisión de tatuarnos una alianza es porque en algún momento tuvimos ese fuerte sentimiento dentro nuestro. Y muchas parejas mantienen este tatuaje aún luego de divorciarse, en honor a aquellos buenos tiempos.

Pero también es cierto que no todas las parejas terminan bien, y muchos preferirían eliminar ese tatuaje de una buena vez.

Todo depende de la relación que cada uno haya tenido, y varía en cada caso. En lo personal, creo que sería mejor estar muy (pero muuuy) seguro antes de hacernos un tatuaje de compromiso.

 

Artículos recomendados