Las graves consecuencias de rascarse el tatuaje

Hagas lo que hagas, por favor no te rasques. Sé que luego de tatuarte tendrás una picazón insoportable (ya hemos hablado de eso anteriormente), pero no te rasques... las consecuencias pueden ser fatales.

Primero que nada, no te rasques porque es un vicio. Una vez que empiezas no puedes parar. Además, al rascarte lastimas tu piel, llegando a causar heridas que pueden arruinar el diseño que te tatuaste.

Además, porque es antihigiénico, lo que es aún peor. Si tienes las manos sucias puedes llegar a causar una infección en tu piel solo por rascarte. Y es muy probable que las manos siempre porten bacterias y porquerías microscópicas que probablemente se metan dentro de la carne viva a atacar.

Por eso es que lo mejor es aguantarse. Pero si no se puede hacer, una buena idea podría ser rascarse alrededor del tatuaje, pero sin rascarse encima de él. Se corre el riesgo de dejarnos llevar y rascarnos el tatuaje, así que hay que tener mucho cuidado.

Otra opción es ponerte hielo encima, para alivianar la sensación de picazón. Aunque parezca extraño, sirve.

Otros prefieren darse una ducha, salir a correr o simplemente pensar en otra cosa. Pero cada uno tiene su propio remedio casero para soportar la molesta picazón.

Si tú tienes algún consejo de cómo evitar rascarte la picazón te pedimos dínoslo, porque ya no se me ocurre qué más hacer.

 

Artículos recomendados