Qué hacer si te tragas el piercing

Los piercings orales (lenguas, labios, encías, etcétera) suelen generar un problema muy normal: que se aflojen y caigan, o que se aflojen y accidentalmente los traguemos. Por eso es que en CuerpoyArte vamos a jugar a los doctores y te damos algunos consejos para ver qué hacer si esto ocurre.

Lo mejor es evitar que se aflojen, ajustando de vez en cuando el piercing para asegurarlo bien y chequear que todo esté en orden. Eso sí: si pierdes la joya pero aún queda la bara de metal, no te la quites; intenta asegurarla con algo (un trozo de goma de mascar o cera para la dentadura de la abuela, no importa), pues corres riesgo de que se cicatrice la perforación y luego hay que volver a perforar.

No estés más de un día con el piercing "provisorio", ve a comprar otra joya para reponerlo. Consejo: la goma de mascar no debe ser muy fuerte (el mentol puede causar ardor o irritación si está mucho tiempo en tu cicatriz), y si es sin azúcar, mejor para tus dientes.

Si encuentras la pieza faltante y tienes la oportunidad de colocarte nuevamente el piercing, hazlo. Si te has perforado hace poco ten cuidado de no forzar la colocación de la joya, ya que esta debe entrar con facilidad. Si encuentras que ofrece alguna resistencia, vuelve a empezar.

Si te tragas accidentalmente la punta redondeada de la joya, no te preocupes. Es del tamaño de una arveja, por lo que no te traerá ningún problema: la naturaleza se encargará de eliminarlo gentilmente. Si te tragas la barra, es un poco más complicado, pero aún así pasará por el sistema digestivo.

Si el piercing tiene un muy gran tamaño, entonces se complica un poco más, y la cosa puede causar una obstrucción (recomiendo seguir estos pasos).

Si estás leyendo esto es porque no tienes una emergencia, pero ten en cuenta si te llega a pasar que es probable ahogarse o tener dificultades para respirar cuando uno se traga accidentalmente la joya. En ese caso necesitarás que alguien te ayude, haciéndote desde atrás presión en el abdomen para que expulses la problemática joya (Ahora es buen tiempo para aprender la técnica).

Si ves que tras una semana la joya no se expulsó naturalmente (asegúrate que no sea porque no la viste) entonces conviene consultar un especialista. Si en cualquier momento sientes un dolor, ve directamente a emergencias, ya que un daño severo puede matarte.

 

Artículos recomendados