Los tatuajes y las estrías: una muy buena solución

¿Se puede tatuar sobre estrías en la piel? Es una pregunta que no me había percatado antes, pero que sí es un asunto preocupante para muchos. Es que las estrías son un problema estético que las personas que las sufren esperan resolver sea como sea. Incluso con un tatuaje, una opción más que viable al momento de decorar nuestro cuerpo de forma original.

Hace poco hablamos sobre las várices y vimos que el tatuaje quizás no era la mejor solución. Es bien distinto en el caso de las estrías, donde sí es una opción muy viable y recomendable (más similar al caso de tatuarse sobre las cicatrices o piel con vitiligo). Las estrías no se van completamente, pero se pueden tratar para reducirlas. Esto no significa que no se puedan hacer otras cosas, como por ejemplo tatuarse.

Hacer tatuajes sobre estrías no genera inconvenientes, pero el resultado puede no ser bueno si no te haces un tatuaje adecuado. Vayamos por partes:

¿Qué son exactamente las estrías? Básicamente se trata de rajaduras en la piel, zonas donde la piel se "vence" en su flexibilidad y donde por estirarse (o reducirse) en exceso queda marcada. La piel en estas zonas queda más delgada y frágil, como surcos de un color rojizo o blancuzco, que generalmente surgen en las zonas donde la piel es más vulnerable a los cambios "bruscos" de forma (el abdomen, los senos en las mujeres, las caderas).

Las estrías se producen por cambios repentinos en el cuerpo: el embarazo, el rápido aumento de peso, el uso de ciertos medicamentos o el poseer ciertas enfermedades glandulares aumenta las posibilidades de sufrir este problema en la piel. También vale advertir que es más probable sufrir este problema si eres mujer, por características propias de la piel femenina, que (en general) es más delicada que la de los hombres.

Entonces, si la piel es distinta porque está lesionada, ¿Se puede tatuar? La respuesta es . Pero hay que tener ciertas cosas en cuenta.

Las estrías son como las cicatrices: se las puede tatuar, pero la calidad no será la misma en las distintas zonas de la piel. Los colores quedarán un poco menos nítidos, menos marcados en relación con el resto del diseño.

Las estrías se disimulan co un tatuaje, pero no dejarán de notarse. Por lo tanto, lo mejor es buscar un diseño que se acople a las estrías, que de alguna manera siga su forma para lograr disimularlas lo mejor posible. Háblalo con tu tatuador para ver las distintas propuestas y elegir la más adecuada y creativa.

Hay casos en los que el tatuaje es la mejor opción para resolver el problema de las estrías, pero recuerda que siempre es mejor informarse primero y consultar a profesionales.

Gracias a Adrian Emmanuel por inspirarnos con su comentario a averiguar sobre este tema.

 

Artículos recomendados