Tatuajes para niños que duran 10 años

Los chicos siempre quieren hacer lo mismo que sus papás. De tratarse de un papá fanático de los tatuajes, que no deja resquicio de su cuerpo sin tinta, seguramente su pequeña criatura quiera parecerse a él y lucir también un dibujo negro en su piel. Para estos casos o para los casos en que el que quiere que su hijo se le parezca y también lleve tatuajes es el propio papá, es que se creó un estudio en los Estados Unidos dedicada especialmente al tatuaje temporario de los menores de edad.

Tattoo 4 Toddlers (tatuajes para niños pequeños) es el estudio de tatuajes que se dedica a tatuar la piel de los pequeños asegurando que el tatuaje solamente durará 10 años. De aquí el concepto de tatuaje “temporal”. Los diseños son especialmente pensando en los pequeños de 2 a 17 años. Así como también lo es el procedimiento de tatuado, no se usan agujas, pero el tratamiento puede ser algo molesto para los niños.

Este tema da para grandes debates. Sí, es cierto que no es un tatuaje que dura para toda la vida, pero ¡10 años es mucho tiempo! Qué puede pasar cuando un niño de 2 años es tatuado y a los 8, 9 o 10 años cuando toma conciencia de su cuerpo y lo compara con el de sus compañeros, se da cuenta de que no quiere llevar la marca que sus padres le hicieron. Muchos dirán que es lo mismo que cuando se les agujerea el lóbulo de la oreja a las niñas para ponerles aros. Se está alterando el cuerpo del bebé sin su consentimiento. Es un tema muy cuestionable, aunque lo cierto es que los papás están en su derecho legal, fuera de todo otro cuestionamiento.

 

Artículos recomendados