Tatuajes de cerezas, ¿las prefieres a las fresas?

Hace unos días les mostré una gran variedad de diseños de tatuajes de fresas. Yo me atreví a afirmar que se trataba de la fruta preferida del género femenino para tatuarse en su piel, dada su sensual connotación, su bella figura, su sabroso gusto y su pequeño tamaño. Sin embargo hay otra fruta que le compite el primer puesto muy de cerca: la cereza.

Ya una vez les presentamos varios de sus diseños en tatuajes, hoy van muchos más. Porque el par de cerezas es una de las figuras más repetidas en la piel de las mujeres tatuadas. Diversos tamaños, colores, formas y sitios dónde se lucen, pero lo cierto es que las cerezas tientan al sexo femenino. ¿Por qué será?

Las cerezas son esas pequeñas frutas redondas, de suave piel, de un color rojo intenso y un sabor entre dulce y ácido. Generalmente vienen dos de ellas por cada cabo del árbol, por lo que esa es justamente la representación más típica que se lleva al diseño sobre la piel.

Los tatuajes de cerezas son símbolos de buena suerte, de vitalidad y de sensualidad. Las más comunes de encontrar son las de color rojo, pero también las hay verdes o negras. De todas maneras las coloradas son las que más llaman la atención y las que más sexy se luce sobre la piel, en especial si el tatuaje es pequeño y está localizado en algún sitio especial del cuerpo: cintura, cuello o tobillo.

      

Me llamó la atención la combinación de la cereza con la temática de las calaveras. No resulta extraño verlas unidas en el diseño de los tatuajes. Quizás sea esa mezcla entre lo tierno y lo oscuro lo que atrae.

 

Artículos recomendados