Cómo ocultar un piercing de nariz

como-ocultar-un-piercing-de-nariz.jpg

La nariz es uno de los lugares más elegidos entre aquellos que deciden hacerse un piercing. Al tratarse de una zona tan visible, como lo es el centro de nuestro rostro, es muy dificil que pase por desapercibido y por eso es un sitio popular para quienes gustan de los piercing.

Pero así como hay personas que se arrepienten de sus tatuajes, incluso cuando se supone que hacerse un tatuaje es algo que se debe pensar mucho porque dura toda la vida, también estan aquellos que se arrepienten de sus piercing. O, al menos, los que en ciertas ocasiones preferirían no tenerlos.

Si deseas que tu piercing en la nariz no se note demasiado, pero tampoco quieres tomar la drástica decisión de quitártelo a cada rato, aquí tienes unos consejos para ocultarlo de la mejor manera.

Usa un retenedor de plástico color transparente o color piel. Uno de los problemas cuando te quitas el piercing es que el orificio cerrará y luego se te hará dificil colocarlo nuevamente. En cambio, el retenedor mantiene el agujerito abierto, pero no de forma tan evidente como cuando llevas el piercing.

Quítate la joya y ponla en su lugar cuando quieras lucirla otra vez. Sin embargo, no lo hagas con frecuencia: quitarte y volver a ponerte el piercing luego de varias veces puede dar lugar a infecciones o complicaciones. A diferencia de otras perforaciones, el piercing de nariz toma alrededor de 8 a 10 semanas en curarse por completo, y no debes quitártelo antes de ese tiempo.

Colócate una venda sobre la perforación. Sí, puede que sea una solución simple y quizá no muy convincente, pero una curita pequeña en tu nariz es la mejor forma de ocultar tu piercing de manera rápida y cuando no tienes paciencia para quitar y colocar la joya varias veces.

Cúbrelo con maquillaje. Te recomiendo que esta sea la última alternativa, pues el maquillaje en realidad no oculta la perforación, solo lo disimula. Además, puede traerte infecciones en la perforación.

 

Artículos recomendados