Los 5 lugares más dolorosos para hacerse un tatuaje

La cuestión del dolor es más que un factor común cuando se habla de tatuajes. Las dudas son muchísimas, especialmente entre los novatos y sobre todo entre aquellos que llegan al estudio por primera vez, para hacerse su primer tatuaje. Del mismo modo, también son muchas las variables que hay considerar al respecto, pero la de la zona o el lugar en el que se ubicará el tatuaje, siempre es la que más importa.

Por ello es que, en oportunidades anteriores, tantas veces hemos hablado al respecto. Sabemos así cuánto tiene de subjetivo todo esto del dolor, es decir, cada cuerpo tiene su resistencia, su tolerancia al dolor e incluso su tiempo de recuperación, como vimos cuando hablamos acerca de cómo saber cuando el tatuaje está curado, ¿recuerdas? Pues el cuerpo de cada uno de nosotros es único y funciona a su manera, habiendo quienes podrán sentir más dolor que otros y quienes sanarán en mayor o en menor tiempo que los demás.

El tiempo o la duración de la sesión también puede incidir, pero a fin de cuentas, la zona del cuerpo siempre es clave al momento de hablar del dolor de los piercings y los tatuajes. De acuerdo a la mayoría de los testimonios del ambiente, hoy quiero invitarte a conocer cuáles son los 5 lugares más dolorosos para hacerse un tatuaje. Comencemos el recorrido...

Costillas y caja torácica

Muchísimas personas lo consideran como uno de los lugares más dolorosos para tatuarse, especialmente los hombres. La zona de las costillas tiene capaz de piel muy delgadas y por ende, las terminaciones nerviosas allí son más vulnerables que en muchas otras partes del cuerpo.

Tobillos y pies

Ciertamente, y hasta puedo dar mi propio testimonio. De todos mis tatuajes, este es de los que más dolor me ha provocado. Lo que pasa en esta zona es que casi no hay grasa para proteger los nervios y el roce de la aguja allí se vuelve considerablemente desagradable.

Cabeza

No hay quien se haya tatuado la cabeza y pueda afirmar que no sintió dolor. Se trata de una zona sumamente sensible y repleta de huesos, siendo de los lugares más dolorosos para hacerse un tatuaje.

Ojos

Los tatuajes en los ojos son de los más innovadores y flamantes. Aunque hay muy pocas personas que se han animado a tatuarse los ojos, sí son muchísimos los nervios que hay en esta zona. Por otra parte, otras regiones cercanas, también en el ojo, son las del maquillaje permanente en las cejas y los labios. Una región sensible y dolorosa.

Genitales

Obviamente, los genitales son el peor lugar para tatuarse, si lo que te preocupa es el dolor. Una de las funciones más importantes de esta parte del cuerpo es la de producir placer y para que esto suceda, hay allí muchísimos nervios que si son estimulados de la manera incorrecta (como clavándole repetidamente una aguja) producirá mucho dolor.

Por último, otra cosa que siempre me han comentado los tatuadores es que los hombres suelen sentir más dolor a la hora de tatuarse. Por lo que pude leer, esto podría estar relacionado con dos particularidades. En primer lugar, se supone que por naturaleza, las mujeres están preparadas para aguantar más dolor que los hombres (por todo aquello de dar a luz), mientras que en segundo lugar, los hombres acumularían menos grasa que las mujeres, también con fines reproductivos.

¿Qué te parece? A ti, ¿en qué parte del cuerpo te ha dolido más un tatuaje?

Siguenos en Facebook

Artículos recomendados