Piercings falsos

Los piercings falsos son una gran alternativa para personas que no quieren hacer el compromiso completo de hacerse un piercing real. También es una forma divertida de experimentar con diferentes formas de verte y probar que tal se ve un nuevo accesorio, sin tener que pasar por el proceso de perforarse y curarse.

Eso es lo fascinante acerca de los piercings, que hay tantas variedades. Las perforaciones falsas, además, son totalmente sanas, no causan problemas de infecciones o peores, no tienes riesgo a contraer enfermedades y no hay nada artificial en tu cuerpo que podría ser rechazado.

Hay todo tipo de alternativas, para varias zonas de tu cuerpo. Después del salto te explico más.

Para el ombligo hay piezas que hacen ver mucho mejor el torso de alguien y usualmente tienen cadenas que van alrededor de las caderas o cintura para hacerlo más atractivo.

Para la lengua o en la cara, hay unos que funcionan con magnetismo que se pueden quitar y poner. Los hay para las cejas, para los labios y hasta las perforaciones estilo túneles pueden hacerse con alguna pieza falsa.

Hay otro tipo que son los de presión, pero suelen ser argollas, que se pueden usar en las orejas o como la imagen del principio, en los labios.

 

Artículos recomendados