3 mitos sobre hacerse tatuajes


Yo creo que es normal que todos quieran hacerse un tatuaje que sea bueno, con un diseño agradable y solido y nada que nos haga arrepentirnos. Desafortunadamente, hay muchos mitos, que como muchos otros, dan vueltas y hacen estragos en las personas que quieren tatuarse.

Es mi deber entonces decirles cuáles son estos mitos y por lo tanto que no les presten atención porque no les harán bien cuando decidan hacerse un tatuaje. Y antes de todo, sigue tu instinto y haz lo que te guste. Después del salto tendrás más información.

Mito #1: "Debo hacerme un diseño que esté de moda, algo que todos los demás se estén haciendo".

Este podría ser de los peores errores porque es unos de los tatuajes que más arrepentimiento trae. Es simple, como en la misma frase se dice que es algo que los demás se están haciendo. Corre en otra dirección si ves algo que es de moda, porque la cosa con las modas es que pasan, siempre, no hay una sola que se haya quedado. Y además, preguntate siempre, ¿qué es lo que TU quieres tatuarte? No pienses en los demás, te debe gustar principalmente es a ti.

Mito #2: "Mientras más grande, mejor".

Muchos hombres y mujeres piensan que mientras más grande sea el diseño mejor será el tatuaje y se verá más chévere. La verdad es que no es así, porque hay algunos trabajos de tatuajes que son espantosos precisamente por esta idea. Si el tatuaje no lo pide, no lo hagas enorme. Debes considerar el diseño, la zona y tu cuerpo para someterlo a algo de tanto tamaño.

Mito #3: "Mientras más pequeño mejor".

Este es otro error. No queremos cosas enormes con diseños que no deben, pero tampoco algo demasiado pequeño. Supongamos que te decidiste por un tigre tribal, es decir, en negro, solo silueta. Aunque se presta este tipo de tatuaje para hacerlo pequeño, tampoco se puede hacer de un tamaño mínimo porque con el tiempo se verá como una mancha negra y no se distinguirá nada. Prueba el diseño en varios tamaños, eso es parte del trabajo del artista, a ver que tal te parece y si se ve bien o no.

Ahí lo tienen, esos son los principales mitos a la hora de hacerse tatuajes. ¿Conoces alguno más?

 

Artículos recomendados