Efectos de salud de los piercings en la lengua

A todos nos encantan los piercings en la lengua, nos fascinan. Creo que es de los primeros que cualquier amante de las perforaciones quiere tener. Al menos en mi caso fue así. Cuando me enteré que existían pensé que este adorno era el mejor entre todos por su versatilidad y por lo fácil que es de esconder, además de todo eso de besarse con piercing en la lengua y el sexo en general.

Pero más allá de esto, como cualquier otro piercing este tiene sus problemas de salud, lo que es algo normal porque puede suceder. En muchos casos ves a personas felices con sus perforaciones, pero para algunos no es más que una pesadilla.

Hace poco se hizo un estudio en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y llegaron a la conclusión que el 72% de las personas que se perforan la lengua han sufrido de alguna complicación luego de ponérselo.

Por supuesto, la más frecuente, que es la que todos conocemos, es la inflamación, que sucede en el 35% de las personas y que es algo bastante común, una sensación desagradable que no te permite comer en paz y ni siquiera hablar bien. El 18% presentó dolor, otra cosa común porque tenemos una herida recién hecha. El 15% problemas para hablar y masticar y en los casos más extremos, el 4% sangrado, el 2% mucha salivación e infecciones y el 1% alguna alergia al metal.

Otro problema se presenta en el 48.1% de los casos, casi la mitad, y se trata de lesiones causadas más allá del proceso de curación, en donde podemos astillarnos los dientes, crearnos daño en el paladar y en las paredes de la boca, etc.

Todos estos riesgos son importantes y hay que estar atentos a ellos para evitar daños permanentes y terribles a nuestra boca.

 

Artículos recomendados