Tatuajes de lazos

¿Acaso existe algo más femenino que una cinta de seda? Las cintas, lazos y moños son unos de los símbolos  más recurrentes, no sólo como ornato estético en el cabello, ropas y accesorios, sino también en el mundo del arte corporal. Los moños o lazos hechos con cintas también son capaces de remontarnos a la niñez, cuando nuestras madres nos hacían sentir más hermosas resaltando nuestros atributos con estos elementos. Desde esta perspectiva, los tatuajes de lazos son capaces de encerrar un gran significado.

Si bien es cierto que los tatuajes de lazos han sido apropiados como símbolos de ciertas subculturas urbanas, este diseño se ha popularizado de forma inaudita. En la última fiesta a la que fui quedé maravillada con los tatuajes de una chica que lucía unos tatuajes de lazos en cada muslo en la parte de atrás, simulando unos ligueros fabulosos. Apenas eran visibles bajo su minifalda, pero eran un detalle extremadamente femenino, sus tatuajes eran accesorios permanentes.

Una de las grandes ventajas de los tatuajes de lazos es que se pueden adaptar a muchos diseños que ya tengas y hasta realizarlos en el color que te provoque. No tiene que ser obligatoriamente rosa, puede ser de diferentes patrones como manchas de leopardo, estrellas sobre un fondo plano, con sombras, puntos... las opciones son ilimitadas.

Es por ello que si estás en busca de un diseño de tatuaje que exprese tu lado femenino al máximo, capaz de adaptarse a casi cualquier zona de tu piel, sexy, pleno de significados y referentes y que pueda adaptarse a tus preferencias, los tatuajes de lazos son perfectos para ti.

 

Artículos recomendados