Piercings en las manos

Los piercings en la manos no son muy comunes. A decir verdad, es una parte del cuerpo bastante original para llevar piercings y en la que se puede innovar más de lo que se suele imaginar. Las alternativas son variadas: puede ir en el lugar de un anillo, en la palma o en la cara contraria a la palma, en los nudillos, entre los dedos..., ¡en fin!, no hay muchas restricciones a la hora de colocar los piercings en la mano.

Más de una vez he oído decir que los piercings en la mano no son una muy buena idea. ¿Por qué dicen esto? Bueno, es cierto que la mano es una zona que necesita cuidado especialmente riguroso una vez que el piercing fue hecho.

Esto es así porque, como continuamente está en contacto con todo tipo de superficies, la mano está permanentemente en contacto con todo tipo de bacterias. Esto hace que la zona sea altamente propensa a infecciones.

Sin embargo, si tienes esto en cuenta y cuidas con recelo tu perforación, no tiene por qué suceder algo malo. Lo importante es lavarse las manos frecuentemente, utilizando jabón antibacterial. 

  

 

Artículos recomendados