Tinta para tatuajes temporales: ¿cómo funciona?


Alguna vez te habrás preguntado acercade la tinta para tatuajes temporales: ¿cómo funciona? Pues bien, hay más de una forma de aplicar tinta para tatuajes temporales, y en esta oportunidad describiré dos de las más empleadas.

Por un lado están los archiconocidos tatuajes temporales de henna. La henna se forma a partir del polvo que se extrae de la planta Lawsonia Inermis (comúnmente conocida como Henna). Esta tinta funciona uniéndose con la queratina de la piel. A diferencia de otros tatuajes temporales, los de henna no cuentan con una gran cantidad de colores; no escapan de las gamas del marrón, el negro y, sobre todo, el rojo, que es el color natural de este producto. En cuanto a su duración, depende del cuidado que se le dé, pero como máximo pueden permanecer en la piel durante un mes.

Otro tipo de tinta temporal es la que se emplea en los tatuajes aplicados con aerógrafo. Estos se aplican sobre la superficie de la piel sin dañarla en absoluto. Lo forma de aplicarla es rociando la tinta con el aerógrafo sobre un stencil prefabricado. Las tintas temporales para esta técnica están hechas a base de alcohol.

La duración de estos tattoos puede llegar a ser de hasta una semana, pero no mucho más por lo general. Para removerlo basta con aplicar alguna loción a base de alcohol o aceite (las de bebés funcionan muy bien). Un dato curioso con respecto a estas tintas es que, si quieres prolongar la duración del tatuaje, puedes conseguirlo aplicando talco para niños sobre éste varias veces al día.

Espero que esta información te haya sido últil para elegir el método que emplearás en tu próximo tatuaje temporal.

  

 

Artículos recomendados