¿Cómo evitar la cicatriz del piercing en la ceja?

El piercing en la ceja es uno de los más elegidos por adolescentes y adultos jóvenes. No es para menos, pues esta perforación luce muy bien en ellos, y es por eso que a lo largo del tiempo ha marcado tendencia.

Sin embargo, hay un aspecto que es preciso evaluar antes de hacerse uno: las probabilidades de que quede una leve cicatriz una vez removido el aro son bastante altas. Presta atención a los siguientes consejos para evitar la cicatriz del piercing en la ceja.

Primero y principal, procura hacerte la perforación en una tienda calificada y de buena reputación. Si tienes algún amigo que ya haya pasado por ese procedimiento con éxito, es una buena idea que acudas al mismo lugar que él; siempre es preferible ir a una tienda de la cual se tienen referencias.

Es muy importante que la persona que te haga el piercing tenga experiencia y esté bien preparada para hacerlo. De hecho, verás que casi todos las recomendaciones siguientes dependen mucho de este primer consejo.

El siguiente consejo sirve para cualquier piercing que quieras hacerte, pero lo incluyo porque es verdaderamente importante: controla que los instrumentos con los que te efecturán la perforación estén correctamente esterilizados. Volviendo al primer consejo, acudir a una tienda profesional y de confianza es una forma de asegurarte de que las condiciones higiénicas sean las convenientes.

Una vez que la perforación esté hecha presta mucha atención a los pasos que debes seguir para mantener la zona del aro limpia. Quien te realice la perforación debe saber explicarte cuidadosamente cómo curar la herida.

La realidad es que éste es el paso más importante porque, cuando decidas quitarte el aro de la ceja la cicatriz se formará casi indefectiblemente. Sin embargo, al haber facilitado la cicatrización de la zona luego de la perforación, la marca será sin dudas mucho más pequeña. Y, una vez retirado el aro, la zona afectada se irá cubriendo con nuevas capas de piel a medida que el tiempo avance. Finalmente, si tienes suerte, la cicatriz será casi imperceptible.

Por último te diré que si llegaran a quedarte cicatrices imposibles de ocultar, y no puedes soportar verlas en tu rostro, existe la opción de recurrir a un cirujano que se ocupe de removerlas. Sin embargo, las cirugías alrededor de los ojos, o en cualquier otra parte de la cara suelen ser riesgosas.

En conclusión, te recomiendo que si quieres un piercing en la ceja te tomes muy en serio la etapa de curación. Esto reducirá considerablemente los riesgos de que te queden cicatrices.

 

Artículos recomendados