Tatuajes de huellas de bebés

El amor de un padre es infinito, no tiene límites; la mayoría de los padres haría cualquier cosa por un hijo, incluso, hacerse un tattoo. Muchos son los diseños que un padre puede hacerse en honor a un hijo: nombres, iniciales, fechas, retratos, etc. Y, entre todos ellos, hay uno que es el que me interesa destacar en esta oportunidad, el que eligen los padres más ansiosos, apenas nace su hijo: tatuajes de huellas de bebes.

Espero que no malinterpreten lo que voy a decir, pero suele pasarme que, cuando veo los piecitos de un recién nacido, ¡me dan ganas de comérmelo! (no literalmente, por supuesto). ¡Es que son tan lindos! Y son muchos los padres que caen en la tentación de inmortalizar ese piecito sobre su piel, con un tatuaje de huella de bebé.

¿Cómo se obtiene el diseño de la huella de un bebé? No es difícil: se toma una muestra del pie del bebé pintándoselo con alguna tinta lavable y plasmándolo luego sobre un papel. Con esa muestra, tu tatuador será capaz de transformarlo en un diseño para tattoo, que sea lo más fiel posible a la huella de tu bebé.

Los lugares más clásicos para ubicar tatuajes de huellas de bebés son: el pecho, sobre el corazón, los pies, la espalda, el hombro y la muñeca. Algunos eligen acompañar el diseño con un nombre o una fecha, por ejemplo.

Pienso que los tatuajes de huellas de bebés son una linda forma de inmortalizar el momento en que ese niño pisó por primera vez este mundo, ¿no lo crees?

Por supuesto, también te puedes hacer otros tipos de tatuajes de huellas, como huellas de animales, tatuajes de huellas de manos, o lo que se te ocurra.

 

Artículos recomendados