Cómo hacer una máquina para tatuar

Algo que sucede muy amenudo es que aquellos que disfrutan tatuando, comienzan haciéndolo con una máquina casera y, más adelante, si sus trabajos adquieren calidad y experiencia y "la cosa" se va poniendo seria. Pues bien, recién es ahí cuando adquieren una máquina más profesional. Para aquellos que quieran seguir este camino, les contaré cómo hacer una máquina para tatuar.

Comencemos por una simple lista de materiales (lo bueno es que la mayoría de las cosas de seguro las tienes en tu casa):

  • Lápices mecánicos a base de minas (esos que, al apretar un botón superior, sale la mina por la punta del lápiz);
  • Cinta aisladora;
  • Cuerdas para guitarra;
  • Base de una cuchara, tenedor o cuchillo (es decir, sólo el extremo por el cual tomas el utensilio);
  • Un pequeño motorcito (puede ser de videocasetera, de rasuradora, de controles remoto de juguetes, etc.);
  • Un botón para enganchar en el motor;
  • Un cargador, lo más pequeño posible (de celular, de rasuradora, etc.).

Las herramientras que necesitarás para ayudarte con la fabricación de la máquina para tatuar son:

  • Pinzas;
  • Tijeras;
  • Tinta para tatuajes (¡por supuesto!).

Ahora que ya sabes cuáles son los materiales y las herramientas necesarias, vayamos directo al paso a paso que explica cómo hacer una máquina para tatuar.

1. Quítale al lápiz todo lo que tiene dentro, quédate sólo con el "tubito".

2. Forma un ángulo de 90° con la base de cuchara, tenedor o cuchillo, y únelo al tubo del lápiz usando la cinta aisladora. Procura que queden bien apretados.

3. Coloca el motor en la parte que te ha quedado arriba, recta, usando cinta aisladora. Aségurate de que quede bien centrado con el lapicero, y muy apretado.

4. Córtale un pedazo a la cuerda de guitarra, que sea lo suficientemente extenso como para que entre a lo largo de todo el lapicero. Introdúcelo por abajo, por donde normalmente saldría la mina de lápiz, y procura que llegue hasta arriba.

5. Ayudándote con las pinzas, debes formar con la cuerda que asoma por la parte de arriba del lápiz un ganchito, que será el que luego irá enganchado en el botón que colocaste en el pequeño motor. Cuando el motor esté en funcionamiento y, por consiguiente, el botón gire, la cuerda/aguja que se encuentra en el otro extremo del lapicero entrará y saldrá (¡recuerda cambiar el lapicero y la cuerda cada vez que vayas a hacer un nuevo tatuaje!).

6. Conecta el cargador al motorcito y... ¡listo! Ya tienes tu máquina para tatuar lista para ser usada.

Si quieres saber más acerca de cómo hacer una máquina para tatuar, fácil y súper económica, échale un vistazo al video, a continuación. Y si tienes alguna duda, no dudes en dejarnos un comentario con todas tus consultas.

 

Artículos recomendados