Tatuajes de caras de bebés

Cuando los hijos atraviesan sus primeros dos años, es inevitable para los padres pensar: "¡Ojalá no crecieras nunca!". ¡Es que son tan lindos cuando son bebés! Y, lamentablemente, son tan lindos como lo rápido que crecen; la etapa de bebés es verdaderamente corta, el creciento se hace evidente semana a semana. Es por eso que son muchos los padres que deciden inmortalizar ese momento con tatuajes de caras de bebés.

El diseño de tatuajes de rostros de bebé es arriesgado. En realidad, cualquier tatuaje de retrato es arriesgado, si vamos al caso. Como ya lo hemos dicho numerosas veces en este sitio, los tattoos de rostros son de los más difíciles de lograr. El riesgo de que el resultado no luzca muy bien es bastante grande.

Sin embargo, cuando está bien hecho, el tatuaje puede ser increíble, por lo que muchas personas eligen correr ese riesgo.

  

En el caso de los tatuajes de caras de bebés, creo yo que el riesgo es aún mayor. Digo esto principalmente porque durante la etapa en la que los niños son bebés, los rasgos están bastante menos definidos que en cualquier otra.

¿Quién no habrá pensado alguna vez que "todos los bebés son iguales"? Bueno, por supuesto que esto no es tan así, y que, para todo padre, un hijo es único entre todos los demás.

Pero, de todas formas, algo de cierto hay en que lo rasgos distintivos aún están algo desdibujados durante esa etapa.

La clave está en dar con un verdadero artista que sea capaz de llevar a buen puerto el tatuajes de cara de bebé que quieras plasmar para siempre sobre tu piel.

¿Una recomendación? Intenta dar con un tatuador que ya haya hecho trabajos de este estilo y que, en la medida de lo posible, disponga de fotos de alguno de esos trabajos para que puedas comprobar su experiencia y su talento.

¿Qué piensas de estos tatuajes de caras de bebés que acompañan el artículo? Cuéntanos tus dudas al respecto y, si tienes imágenes para enviarnos, no dudes en hacerlo. 

 

Artículos recomendados