Tatuajes y partes del cuerpo: pros y contras

Existen ciertas estrategias para elegir en qué parte del cuerpo tatuarse. El truco está en evaluar todas las posibilidades, junto con sus pros y contras en particular. Si bien a muchos les puede parecer un tema poco relevante, en repetidas oportunidades te hemos brindado todo tipo de consejos para ayudarte a escoger en qué parte del cuerpo hacerte un tatuaje y son muchos más aún a los que resulta útil e interesante. Retomando la premisa, hoy voy a dejarte algunos detalles más sobre la cuestión, contándote algunas de las ventajas y desventajas de las diferentes partes del cuerpo para tatuarse. Comencemos con el recorrido.

Tatuajes en cabeza, cuello y cara

Estos son los lugares menos discretos para tatuarse. Es de suponer que quienes se hacen tatuajes en estas partes del cuerpo buscan que sean visibles a los ojos ajenos. Si quieres llevar un diseño discreto en la cabeza, la zona ideal es detrás de las orejas y la nuca.

Es más fácil de ocultar si llevas pelo largo. Claro que si en un futuro te rapas, el tatuaje será visible de nuevo. Un tatuaje en la cara es uno de los más arriesgados que existen y también de los más dolorosos, no tendrás manera de ocultarlo en alguna ocasión o evento en particular si es que así lo deseas.

Además, si buscas algún trabajo tradicional, puede que se te complique encontrarlo. Entre los tres, los más populares son el de la nuca y los de detrás de las orejas, aunque claro, también forman parte de la cabeza. Ten en cuenta que, por el tamaño de estas zonas, deberás elegir diseños de tamaños pequeños y medianos.

                    

Tatuajes en pecho y senos

Tanto hombres como mujeres eligen estos lugares para tatuarse cada vez con más frecuencia. La zona permite tatuajes medianos y grandes, posibilitando también los diseños detallados ya que es un área considerablemente útil para trabajar diseños complejos. En el caso particular de las mujeres, deben tener en cuenta que los tatuajes pueden cambiar con el paso del tiempo y por la lactancia.

                      

Tatuajes en el abdomen

Esta zona es ideal para tatuajes de grandes dimensiones, de líneas delicadas o de muchos detalles. Además, son tatuajes que se ocultan con la ropa, por lo que son fáciles de disimular si así se lo desea.

Hay un par de contras que debes tener en cuenta: primero, que los tatuajes que se realizan en la zona de las costillas suelen doler bastante y segundo, que deberás conservar tu figura con el paso de los años si no quieres que tu tatuaje pierda nitidez, ya que es una zona que suele crecer fácilmente con el cambio de peso. Si eres mujer y planeas tener un hijo en algún momento, ten en cuenta que el tatuaje puede quedar bastante deformado después del embarazo.

                  

Tatuajes en piernas y pies

Muslos, pantorrillas, pies, plantas, dedos y tobillos son zonas también muy elegidas para tatuarse. Por lo general, quienes optan por diseños más delicados prefieren los tobillos y los pies, mientras que los que quieren diseños más grandes y con muchos detalles les agrada la zona de la pantorrilla y del muslo.

Todas estas son zonas que suelen estar cubiertas durante el invierno, pero más a la vista en las épocas de calor. Piensa en esto a la hora de decidir por el lugar en el que tatuarte.

                    

Tatuajes en los brazos

Brazos, manos, muñecas, dedos y axilas: son muchos los lugares para elegir. Hasta hay quienes se tatúan los codos. Los tatuajes en las manos y muñecas no son los más elegidos, son zonas dolorosas y que sólo admiten pequeños diseños. Las axilas son zonas bastante exóticas en materia de tatuajes.

Si te gusta este lugar, ten en cuenta que también es una parte bastante dolorosa. En contraposición, los brazos son ideales para diseños amplios y alargados. Suele ser la zona preferida de los hombres a la hora de dibujar su cuerpo. La contra es que deberás cuidarlo del sol, ya que los brazos suelen ser las partes que más están expuestas al bronceado natural.

                   

Tatuajes en la espalda

La espalda es considerada la mejor zona para explayarse con un gran diseño de múltiples detalles y sombreados, dada su amplia extensión. Además, permite diseños de todo tipo y es una de las zonas menos dolorosas del cuerpo.

                        

Tatuajes en nalgas y genitales

Por el contrario, la zona de las nalgas sí es dolorosa, además, no es una zona plana por lo que convienen los tatuajes pequeños y medianos. Tiene como positivo ser un lugar muy reservado. Esto mismo sucede con la parte de los genitales, a menos que te guste ir desnudo por la vida, se conservará como un tatuaje íntimo.

                   

Bien, ¿te sirvieron estos consejos? ¿Qué recomiendas tú? 

Siguenos en Facebook

Artículos recomendados