Una nueva teoría sobre el surgimiento del lenguaje

sapiens.JPG

El evolucionismo, paradigma en antropología durante medio siglo, ha sostenido siempre que la aptitud del lenguaje fue desarrollada por los humanos a causa de la presión impuesta por la selección natural, la cual hacía necesaria la presencia de una herramienta de comunicación que permitiera actuar a los humanos de forma coordinada.

A medida de que el ser humano fue adquiriendo conocimientos de su medio y de la manera de desenvolverse en él, su cerebro se fue adaptando a estas necesidades. A causa de los padecimientos que enfrentaban los antiguos homínidos por las presiones de la vida cotidiana, nuestro cerebro tenía, sin lugar a otra alternativa, que desarrollar la capacidad de comunicación entre los individuos; de lo contrario, nuestra especie podría extinguirse.

Terrence Deacon, antropólogo de la Universidad de California en Berkeley, sin embargo, tiene un punto de vista diferente al propuesto por el evolucionismo. Sin tomar en cuenta las presiones de la vida como determinantes de la aparición del lenguaje, Deacon sostiene que esta capacidad comunicativa surgió gracias a la aparición de tiempo libre y de esparcimiento, el cual posibilitó a los homínidos desarrollarla de forma pasiva y no tan dramática.

Toda la maquinaria neuronal de nuestro cerebro relacionada a la puesta en práctica de las facultades comunicativas de nuestra especie, fue una respuesta fisiológica de nuestro cerebro a un descenso de la presión de la vida cotidiana, y no al aumento de la misma.

En otras palabras, al desarrollar la capacidad de trabajar con piedras, conocer las regiones en las que estaban inmersos, registrar sucesos ambientales y hasta la aparición del simbolismo y otras manifestaciones culturales fueron pegadas de la mano al desarrollo de nuestro lenguaje. De este modo se dejaron de lado los chirridos de los monos, desarrollando un lenguaje altamente complejo con el cual comunicarse.

Esta teoría es radicalmente divergente a las teorías propuestas. Esto ocurre muy seguido en antropología y lingüística, ciencias que se basan en una conocimiento más teórico que práctico, lo cual da lugar a la especulación. La especulación pura, sin base, es obsoleta; sin embargo, los argumentos de Deacon parecen bastante convincentes.

VIA | Sólo ciencia

 

Artículos recomendados