¿Energía eléctrica con imanes?

La bipolaridad (y no precisamente el síndrome) es una de las bases del magnetismo; sin embargo, los monopolos magnéticos son partículas que también existen. Se trata de partículas que no son más que un imán con un sólo polo magnético, y se ha especulado con que su unión podría generar una transmisión de energía análoga a la corriente eléctrica.

Escribiendo en la revista Nature, un equipo de investigadores británicos han experimentado con monopolos (confirmada su existencia en el mes de septiembre, y los cuales están presentes exclusivamente en determinado tipo de cristales de hielo), demostrando que los mismos son capaces de alinearse produciendo una corriente magnética similar a la electricidad.

Los cristales donde se encuentran los monopolos son pirámides de átomos cargados (o iones) organizados en determinada manera que hace que cuando se enfríen, los materiales muestren paquetes discretos de carga magnética. En este contexto, los investigadores han experimentado con ellos, demostrando que los magnetos pueden moverse unidos como una corriente eléctrica creada por electrones e movimiento.

Liderados por Stephen Bramwell del London Centre for Nanotechnology, los investigadores colocaron los cristales con monopolos en un campo magnético, observando que los mismos se apilaban en un sólo lado, tal cual ocurre con los electrones en un campo eléctrico.

Claro que no podremos iluminar nuestras casas con este sistema, pero sí el mismo es susceptible de ser aplicado en el almacenamiento de datos o en la tecnología de sistemas.

 

Artículos recomendados