La serpiente más grande del mundo

En general, cuando hablamos de los animales más grandes del planeta es normal ver cómo aparecen fraudes en los que se muestran fotos (a menudo falsas o intervenidas) de animales que desafían las leyes de la naturaleza. Si pensamos en la serpiente más grande del mundo basta con hacer una búsqueda en la web para ver cómo aparecen varios desmentidos al respecto. Pero bien, ¿cuál es la serpiente más grande del mundo de la que realmente se tiene evidencia fidedigna? Vamos a averiguarlo.

La pitón reticulada

Porque es realmente difícil encontrar al ejemplar más grande de una especie, voy a presentarte la serpiente más grande del mundo, en base a pruebas científicas sobre la especie en términos generales, y no nos vamos a adentrar en casos particulares, aunque sí haré una pequeña mención. Teniendo esto en cuenta, comencemos de una vez por todas.

Si entendemos “grande” como largo, pues entonces debemos decir que hoy la serpiente más grande del mundo es la pitón reticulada (Python reticulatus). Esta serpiente es una especie endémica del sureste asiático, puede sobrepasar los 7 m de largo e incluso existen documentos que aseguran que supera los 10 m, teniendo un peso medio de unos 110 kg.

(Pitón reticulada albina)

Esta serpiente tiene una cabeza alargada y un hocico ancho y plano con un centenar de dientes. Su cuerpo suele presentar vivos amarillos, ocres y colores parduzcos, con estrías que estampan a la serpiente de hexágonos que se expanden a lo largo de todo su cuerpo.

El ejemplar más largo de pitón reticulada en cautiverio según el Libro de los Récords Mundiales Guinness es la llamada Medusa, una pitón reticulada que registró una longitud de 7,67 m de largo en 2011, cuando se midió en forma oficial. También existe evidencia de que la serpiente más larga jamás capturada fue en Indonesia, en 1912, y medía más de 10 m de largo, aunque el ejemplar era salvaje, no se guardó, y bueno, ya ha pasado mucho tiempo desde entonces.

La anaconda verde y la titanoboa

Por otra parte, si con “grande” queremos decir pesada, debemos hablar de la anaconda verde (Eunectes murinus). Esta anaconda, endémica de Sudamérica, presenta un color verde apagado con tonos aceituna, marcas negras y ocre, así como también un vientre más claro que el resto del cuerpo.

En cuanto a longitud, las anacondas mujeres alcanzan entre 4 y hasta 8 metros de largo, pesando nada menos que entre 45 y 180 kilos. Los machos alcanzan unos 2,5 m de largo y la anaconda más grande jamás registrada fue descubierta en 1960, midiendo 8, 45 m de largo y con un peso de 227 kg.

(Maqueta reconstructiva de la titanoboa en el Museo de Historia Nacional Smithsonian)

De todas maneras, nada se compara con la titanoboa (Titanoboa cerrejonensis), la serpiente más grande que existió. Habitó las selvas tropicales de América del Sur hace unos 60 millones de años, medía como mínimo unos 13 m, y pesaba casi unos 1135 kg. Tendría el tamaño de un gran autobús y devoraría todo lo que se le acercaba en medio de las profundas y oscuras selvas tropicales prehistóricas de Colombia, donde se hallaron los restos que confirman rotundamente lo que una vez fue su existencia.

Realmente increíble, ¿no lo crees? ¿Qué otras especies de serpientes gigantes conoces?

 

Artículos recomendados