Experimentos de Física fáciles


A veces nos resulta muy difícil explicarle a los más pequeños de la casa cómo funciona la física en nuestra vida cotidiana. Probablemente, la mejor forma sea con experimentos de física fáciles, con los que los niños aprenderán y al mismo tiempo podrán divertirse.

Experimentos de física simples

Hacer saltar el corcho


Para este fácil experimento de física necesitaremos:

  • una botella de vino
  • un corcho
  • bicarbonato de soda
  • vinagre
  • toallas de papel

Recomendamos realizar el experimento al aire libre. En la botella debemos poner aproximadamente 2,5 centímetros de vinagre y luego colocar toallas de papel en el cuello de la botella para que quede como un embudo. Verteremos el bicarbonato de soda en el embudo y empujaremos rápidamente el papel hacia dentro. Pondremos el corcho, agitaremos levemente la botella, y veremos cómo salta el corcho.

¿Cómo funciona? La presión de las partículas de CO2 impulsan el corcho. El vinagre y el bicarbonato de soda producen una energía química que, en este caso, se convierte en mecánica.

Diferentes densidades


Para este experimento sencillo necesitamos:

  • un vaso
  • aceite vegetal
  • jarabe de maíz
  • agua
  • colorantes de comida
  • alcohol
  • elementos diversos

Pondremos en el vaso dos centímetros de jarabe de maíz, alcohol, agua, colorante y aceite lentamente -y en ese orden-. Pondremos poco a poco diferentes elementos para ver cómo las capas no se unen y los elementos flotan a diferentes niveles.

Esto se debe a que cada líquido tiene una densidad diferente, al igual que los elementos, por lo que las capas no se separan.

La pimienta asustada


Necesitaremos:

  • pimienta en grano
  • agua
  • un recipiente
  • jabón de lavar platos

Rellenaremos el recipiente hasta la mitad con agua, pondremos pimienta hasta que cubra casi completamente toda la superficie del agua, pondremos un poco de jabón en nuestro dedo y lo sumergiremos en el agua.

Podremos observar que la pimienta se dispersa hacia un lado, debido a la tensión superficial. El agua tiene una pequeña “piel” -una cualidad especial de las moléculas de la superficie- que destruimos con el jabón.

Crear un electroimán


Necesitaremos:

  • 1/2 metro de alambre de cobre
  • un clavo
  • una pila seca
  • cinta aislante
  • limaduras

Este experimento de física es un poco más complejo, pero vale la pena hacer un electroimán para entender el concepto de que la electricidad puede ser convertida en energía en movimiento o energía mecánica. Debemos pelar los extremos del cable, lo enrollamos alrededor del clavo, lo conectamos a la pila y acercamos el clavo a las limaduras.

Esperemos que hayan disfrutado con estos experimentos de física fáciles y si tienen alguna idea más, no duden en sugerirla.

 

Artículos recomendados