¿Cómo se producen las mareas?

A pesar de que el fenómeno de las mareas fue observado y estudiado a lo largo de la historia por su particular y cautivante mecanismo, no había logrado explicarse hasta hace unos pocos siglos atrás. Hoy sabemos mucho sobre las mareas, sin embargo, su funcionamiento no deja de maravillarnos. Tú, ¿sabes cómo se producen las mareas?

¿Qué son las mareas?

Hoy sabemos que las mareas son los alternantes aumentos y descensos en los niveles de la superficie de los mares y océanos de la Tierra. También sabemos que ocurren debido a la atracción gravitacional que ejercen la Luna y el Sol sobre nuestro planeta, mientras éste se encuentra rotando sobre su propio eje.

Aunque asociamos este fenómeno únicamente con los océanos y los mares del planeta, el mismo efecto se produce de manera similar en la atmósfera e incluso en la litosfera, la capa más externa de la Tierra. Pero se necesitó un largo camino de estudio e investigaciones para alcanzar los conocimientos que hoy tenemos sobre las mareas.

Una breve mirada histórica al estudio de las mareas

En el siglo IV a. C, por ejemplo, el científico griego Piteas fue el primero en observar la relación entre las mareas, el Sol y la Luna, ofreciendo una explicación parcial que más tarde fue desarrollada y perfeccionada por hombres de ciencia como Bacon, Galileo o Kepler entre otros. Para el año 1632, Galileo señalaba que las mareas eran el resultado del chapoteo del agua al moverse la Tierra alrededor del Sol, aunque se trataba de un avance, la teoría era incorrecta.

Su contemporáneo Kepler, basándose en diversas observaciones, sugirió que en realidad la responsable era la Luna y, aunque Galileo creyó que Kepler se estaba equivocando, éste último tenía razón. Finalmente fue Newton quien acertadamente determinó que las mareas eran el resultado de las fuerzas de atracciones gravitacionales de masas astronómicas, que interactuaban entre la Tierra, la Luna y el Sol.

Cómo funcionan y cómo se producen las mareas

La explicación que aceptamos actualmente es la que proviene de Isaac Newton, quien al formular su teoría de la gravedad determinó con exactitud que el nivel del mar se alteraba debido a la influencia producida por el campo gravitacional de la Luna y del Sol sobre nuestro planeta. Sabemos que existen dos tipos de mareas: solares y lunares, ambas consisten en una variación del nivel del mar que oscila entre Marea Alta o Pleamar y Marea Baja o Bajamar, siendo la primera el máximo nivel y la segunda el más bajo.

Para realizar una explicación más completa deberíamos involucrar numerosas ecuaciones matemáticas en extremo complejas y no accesibles para la mayoría de nosotros, por lo que presentaré una versión simplificada en sus términos más generales. Entre la Pleamar y la Bajamar existe un período aproximado de 6 horas con 12 minutos, completando un ciclo que dura 24 horas con 50 minutos. La Luna, al encontrarse a una distancia mucho menor de la Tierra que el Sol, es la principal causa de las mareas. Esto fue verificado por Newton cuando demostró que la atracción gravitatoria entre dos cuerpos depende de las masas de los mismos y de la distancia que los separa.

Es por eso que cuando la Luna está exactamente sobre un punto dado del Planeta, la combinación de estas fuerzas produce una elevación de las aguas sobre su nivel normal (pleamar). Lo mismo ocurre en aquellas regiones situadas del lado opuesto de la Tierra. Así se denomina como marea directa a la que ocurre por la influencia directa de la Luna y marea opuesta a la que se produce por su influencia indirecta. La marea solar también se produce cuando el Sol ejerce su influencia gravitacional sobre un punto dado de nuestro planeta, pero dado que esta mucho más lejos de la Tierra que la Luna, su capacidad para crear mareas es un 46% menor.

Aquí puedes ver un vídeo de gran ayuda para comprender mejor:

Interesante, ¿no es así? ¿Sabes qué consecuencias puede tener el cambio en las mareas en nuestro planeta?  

 

Artículos recomendados