La orca vs. el tiburón blanco


Si hablamos de depredadores de los océanos la lista es larga, pero creo que es justo decir que la orca y el tiburón blanco se encuentran en la cima de la misma. ¿Pero qué ocurriría si organizáramos una pelea entre la orca vs. el tiburón blanco? ¿Quién descuartizaría a quién? Es difícil ver un evento de este tipo en tiempo real, pero analizando sus puntos fuertes y debilidades podríamos sacar algunas conclusiones.

Comencemos por la orca, un animal muy inteligente y que se caracteriza por la estructura social en la que se organizan sus grupos. Es un depredador fulminante y sumamente efectivo, y de hecho está en el tope de la cadena alimenticia. Los machos de las orcas alcanzan los 9 metros de longitud y pesan unas 5 toneladas y media, y a pesar de ello tienen una gran dinamismo y son muy veloces.

El punto fuerte de las orcas es su organización social, pero incluso individualmente son despiadadas con sus presas. Su velocidad y su cuerpo, perfectamente adaptado a la caza de todo tipo de presas (inclusive el tiburón blanco) la vuelven un cazador perfecto.


En el caso del tiburón blanco un macho puede alcanzar los 7 metros de longitud, y también son unos extraordinarios cazadores. Sin embargo, se los considera erróneamente una máquina de matar. Cuando cazan lo hacen de forma imprevista acorralando a sus presas, pero también son carroñeros. A diferencia de las orcas, cazan de forma solitaria.

Orca vs. tiburón blanco

Considerando sus características, en un encuentro entre estos dos depredadores la orca parecería tener todas las de ganar. De hecho, analizando solamente el tamaño de los mismos la orca se impondría sin dar ventaja.

 

Artículos recomendados