¿Cómo funciona un control remoto?

Hay inventos que cambian la vida de las personas para siempre, y el control remoto fue uno de ellos.

Casi todos los aparatos electrónicos de nuestro hogar funcionan con controles remotos: televisores, equipos de audio, aires acondicionados, etc.

Seguro no lo recuerdas, o nunca lo llegaste a vivir, pero antes de los controles remotos los televisores solo funcionaban con botones fijos. Como mucho, algunos televisores tenían controles semi-remotos conectados por un cable de a penas un par de metros.

Claro que antes esto no era un problema: solo habían unos pocos canales entre los cuales elegir. Pero hoy en día sería prácticamente imposible ver televisión sin un control remoto. La prueba está en que cuando se nos rompe o lo perdemos, directamente ni encendemos el aparato.

Ahora bien, ¿cómo funciona un control remoto? ¿Cómo funciona este pequeño invento sin el cual no podríamos (ni querríamos) vivir?

¿Cómo funciona un control remoto?

La mayoría de los controles remotos funcionan a través de ondas de luz de baja frecuencia que envían señales que son decodificadas por los diferentes aparatos.

Desde hace algo más de 30 años, los controles remotos comenzaron a ser producidos con luces en el rango infrarrojo. Esta frecuencia está fuera del espectro visible de luz para el humano: es tan baja que no la podemos percibir.

Al presionar cada uno de los botones de un control remoto se activa un pequeño procesador que enciende una luz, llamada diodo, en la parte frontal del control.

El diodo emite una onda de luz infrarroja que, a pesar de ser invisible para el ojo humano, atraviesa el espacio y llega hasta el televisor.

El televisor, equipo de audio o aire acondicionado tiene una pequeña «pantalla» que recibe la onda de luz y la decodifica de tal modo que ejecuta la acción para la que estaba programado el botón del control.

Cada botón y combinación de botones cumple una función diferente. Los controles más modernos pueden ser programados para ejecutar más de 50 acciones diferentes.

La principal limitación que presenta el uso de ondas de baja frecuencia para los controles remotos, es que estas ondas no se pueden utilizar en rangos mayores a diez metros.

Interesante, ¿no lo crees? ¿Te habías preguntado alguna vez cómo funcionan los controles remotos? Y para seguir con los electrodomésticos...

Siguenos en Facebook

Artículos recomendados