Animales raros en peligro de extinción

Nuestro planeta es un hábitat con una biodiversidad tan rica que podemos encontrarnos en cualquier momento con animales extraños que nunca antes habíamos visto.

Es de esperar que muchos de ellos se encuentren en vías de extinción. Esto claro, a menos que logremos encontrar un modo de proteger dichas especies de la explotación a la que hemos sometido a la naturaleza.

Hoy en Ojocientífico les presentamos algunos de los más raros del mundo.

Almiquí

Estas simpáticas criaturas son mamíferos nocturnos, que se alimentan de insectos y viven en madrigueras.

Según los expertos, mantienen características similares a las de los individuos que habitaron en los últimos tiempos de los dinosaurios. Sus hábitos son nocturnos y se dice que son venenosos.

Debido a que ha ido perdiendo sus hábitat original, las esperanzas de vida de la especie son muy desalentadoras.

Civeta africana

Es originaria del África tropical. Lejos de parecer un gato, su forma es la de un perro. Posee unas glándulas perianales que producen un líquido destinado a marcar los territorios que habita.

Este liquido es muy utilizado en cosmetología, por eso la Civeta africana tiene un valor económico muy importante para los cazadores.

Musaraña Sao Tomé

Este animal de dientes blancos sólo se encuentra en la isla de Sao Tomé. Quedan pocas y su hábitat está disminuyendo cada día considerablemente.

Su tamaño es muy pequeño, mide aproximadamente 3 pulgadas de largo. Este tipo de musaraña cuenta con un vientre luminoso.

Cerdo de mar

Son animales acuáticos que viven en las profundidades marinas. Su apariencia recuerda un cruce entre un cerdo y una babosa.

Los estragos causados en los océanos del mundo amenazan seriamente la supervivencia de estas criaturas.

Pangolín

Se trata de un tipo de oso hormiguero cubierto de escamas, las que están constituidas por queratina. Son los únicos mamíferos que tienen esta adaptación.

Viven en las regiones tropicales de África y Asia. Sus hábitos son nocturnos y se alimentan de insectos, los que atrapan con su aguzado sentido del olfato.

Como duermen durante el día, se enroscan en una suerte de bolsa para descansar.

 

Artículos recomendados