¿Cuántos años viven las tortugas?

Todos conocemos bien a las tortugas, esos animales tan interesantes, de naturaleza noble y también longeva. Según su hábitat, existen tortugas de tipo terrestre, marino y de agua dulce; además, es uno de los reptiles más antiguos y sorprendentes que hay sobre el planeta. De hecho, algunos científicos especulan que la primera tortuga apareció hace casi 215 millones de años.

Muchas otras curiosidades sobre las tortugas estuvimos viendo poco tiempo atrás, cuando te enseñé aquel listado de 5 tortugas que dan miedo, ¿recuerdas? Pues bien, algo en lo que no profundizamos demasiado fue la longevidad de las tortugas. Sabido por todos es el hecho de que las tortugas viven muchos años, pero ¿cuánto realmente? ¡Vamos a averiguarlo!

La vida de las tortugas

Como ocurre con cualquier otro organismo del reino animal, cada especie de tortuga tiene un lapso vital o una esperanza de vida diferente. Los tiempos de vida de las tortugas silvestres no son los mismos que los de aquellas que viven en cautiverio, por supuesto. Una tortuga que ha sido criada como mascota puede tener una vida más longeva que las que viven en la naturaleza, enfrentadas a la hostilidad del medio ambiente.

El promedio de vida de una tortuga generalmente es de entre 50 y hasta 80 años. Algunos tipos específicos pueden llegar a los 100 años, pero esto se considera un hecho extraordinario. Existen incluso historias de tortugas longevas que han alcanzado los 300 años, algo totalmente fortuito y tampoco científicamente comprobado. En cualquier caso, tienen suficiente tiempo para disfrutar de la vida, ¿no? Veamos a continuación cómo se hace para saber la edad de las tortugas...

¿Cómo saber la edad de una tortuga?

A diferencia de los árboles, cuyos anillos indican indefectiblemente cuántos años han vivido, la edad de las tortugas no puede ser determinada con tanta exactitud. Las líneas que recubren su carapacho son más ambiguas y no ofrecen tanta precisión en la imagen. Sin embargo, sí puede estimarse de manera aproximada cuántos años tiene el espécimen que observemos analizando su caparazón, de forma muy similar a lo que hacemos con los anillos de los árboles.

Por supuesto, esto sólo es posible para aquellas tortugas que posean cubierta de tipo duro, pues son las que tienen las escamas que arrojan información relativa sobre su edad. Por otra parte, mientras más vieja sea una tortuga, perderá más porciones de su escudo, lo que puede también indicarnos si estamos frente a un individuo joven o a uno en las postrimerías de su vida.

Las tortugas son criaturas verdaderamente asombrosas, ¿no lo crees? ¿Qué otras cosas sabes acerca de estos reptiles milenarios

 

Artículos recomendados