¿Se puede vivir en Marte? Respuestas científicas

La pregunta sobre si existe vida en otros planetas es una gran interrogante en la historia de la humanidad. Desde hace cientos años, el Hombre ha observado los cielos con ansias, con mucha curiosidad y con enormes esperanzas.

Así, desde la antigüedad, tanto desde los primeros Hombres de ciencia e investigadores hasta nuestro profesor de astronomía en el colegio, nuestro abuelo en los almuerzos del domingo o nosotros mismos en casa, nos hemos aventurado en centenares de interrogantes y especulaciones sobre qué es lo que hay allí, más allá de las fronteras de nuestro planeta.

Nos hemos preguntado por ejemplo si existe agua en otros planetas, si alguna vez existió o si existe algún tipo de vida más allá del nuestro y si se puede vivir en alguno de ellos, especialmente, si se puede vivir en Marte, el planeta más similar al planeta Tierra en la Vía Láctea.

La idea ha rondado en el mundo de las ciencias durante mucho tiempo y es así que, durante años, se han planteado varias teorías sobre la cuestión. Una de ellas ha sido la de la existencia del Oceanus Borealis, un océano en el norte de Marte, en la actualidad; teoría en absoluto comprobada científicamente.

Partiendo desde allí y sabiendo que la existencia de hielo, un océano y agua en Marte es un hecho, una corazonada puede dibujar una sonrisa en el rostro de muchos curiosos. Aquellos con más imaginación y los que siempre fuimos fanáticos de las películas de ciencia ficción, nos ilusionamos con esta noticia. Por todo esto es que hoy te invito a conocer qué dicen los científicos acerca de la posibilidad de vivir en Marte.

Oceanus Borealis

Durante años, varias evidencias han indicado la existencia de agua en el planeta Marte y otros aspectos realmente fascinantes; desde pequeños lagos y ríos subterráneos a climas más cálidos y primaverales e incluso, hasta la posibilidad de la existencia de un antiguo océano en el hemisferio norte.

La existencia de éste último en particular, ha sido la más prometedora y su posible existencia, una de las teorías más analizadas, centro de debate en la comunidad científica, objeto de distintos y costosos estudios.

Comprobar la existencia de un antiguo océano en Marte, sería algo realmente emocionante y una buena razón para creer en la posibilidad de la vida allí.

Justamente es esto lo que, de forma espectacular, el orbitador Mars Express y más específicamente su radar de penetración terrestre MARSIS, ha confirmado tras cerca de cuatro años de estudio. Los resultados fueron publicados en la revista Geophysical Research Letters, en su volumen 39, por Jérémie Mouginot.

Dicha publicación presenta un análisis del primer mapa dieléctrico comprensivo de Marte, ideas sobre las propiedades del subsuelo a profundidades sin precedentes y la confirmación concreta de los restos de un antiguo océano en las llanuras del norte de Marte.

El estudio sugiere que las llanuras del norte, conocidas como las Vastitas Borealis, están compuestas por formaciones de grandes masas de hielo y agua en depósitos subterráneos.

¿Se puede vivir en Marte?

Obviamente, semejante pregunta puede hasta sonar demasiado superficial o inmediata, sin embargo, no podemos negar que en algún momento rondó en nuestra cabeza. Pues bien, el Dr. Tom Pike del Imperial Collage of London, ha realizado ciertas declaraciones sobre este tema y también sobre los análisis de las partículas individuales del suelo de Marte.

Desde la misión Phoenix de la NASA en 2008 sobre el suelo de Marte, los investigadores han analizado enormes cantidades de datos sobre el mismo, y en pos de la cuestión que estamos tratando, determinaron que a pesar de encontrar la existencia de un antiguo océano en Marte, el planeta pudo haber sido árido desde aproximadamente unos 600 millones de años y que por ello, este planeta es demasiado hostil para la vida y para que una forma de vida sobreviva, al menos en la superficie.

Además, los análisis determinaron que la superficie del planeta Marte y su larga historia (que data de más de tres mil millones de años) tan solo fue expuesta a la presencia de agua líquida en la superficie, durante un máximo aproximado de cinco mil años desde su antiquísima formación. Esto significa que, en consecuencia, la vida no habría tenido el tiempo suficiente como para formarse y lograr la adecuación equilibrada en la superficie.

El Dr.Pike señala que a pesar de encontrar gran abundancia de hielo, Marte sufrió impresionantes sequías durante períodos increíblemente largos que podrían haber durado cientos de millones de años y que el Marte que hoy conocemos, contrasta enormemente con el Marte del pasado antiguo, con un clima cálido y húmedo, propicio y más adecuado para la vida.

No obstante, no se descarta la posibilidad de que exista la vida a nivel subterráneo, por lo cual también señala que los futuros análisis y estudios en tierras marcianas, deben llevarse a cabo en lo más profundo, donde de todos modos, puede aferrarse algún tipo de vida refugiándose bajo tierra.

Realmente interesante, ¿no lo crees? ¿Qué opinas tú al respecto? 

 

Artículos recomendados