El cohete de agua: un experimento divertido

Los experimentos caseros son una forma muy divertida de aprender al tiempo que nos entretenemos. Existen cientos de experimentos caseros que nos ayudan a comprender conceptos claves de la física y la química y que son ideales para acercar a los más pequeños del hogar al mundo de las ciencias. El día de hoy voy a enseñarte cómo hacer un cohete de agua, un experimento que no solo es divertido sino que también es muy educativo.

El cohete de agua

Básicamente, un cohete de agua es un tipo de cohete (en este caso utilizamos una botella) que se ve impulsado por la presión del agua, algo bastante sencillo y fácil de realizar pero que nos ofrece una diversión increíble. Además, con este experimento todo se desarrolla de forma tal que se cumple la tercera ley de Newton. Echémosle un vistazo al asunto.

Cómo funciona el cohete de agua

Los cohetes funcionan bajo el principio de acción y reacción. De forma sencilla, lo que haremos será generar presión dentro de la botella introduciendo aire en su interior. Esta presión llega a un límite (el límite de la botella) y cuando esto ocurre, esa presión va a salir por algún lado. El corcho es la parte más débil del cohete así que será la salida de escape.

De esta manera, toda la presión se verá liberada por el orificio de la botella con un impulso muy veloz, así que tengan cuidado con el lugar al que apuntan la botella. Saldrá mucha agua, por lo cual será mejor realizar el experimento en un lugar abierto, nunca en el interior de una casa.

¿Qué necesitamos para hacer un cohete de agua?

Si queremos hacer un cohete básico lo único que necesitamos es:

  • Una botella plástica de dos litros de refresco.
  • Un corcho.
  • Un inflador.
  • Agua.
  • Algún objeto para sostener nuestro misil.

Si quieres darle un toque de profesionalidad al experimento, puedes agregar algún conducto para transmitir la presión del agua, en sí, algo así como un caño de PVC. También puedes agregar algunas aletas al misil para que así se logre tener más estabilidad y puedes utilizar algún otro objeto como misil, algo más aerodinámico que una botella para que se consiga un vuelo más duradero.

Cómo hacer un cohete de agua

Una vez que cuentas con todos los componentes necesarios se puede comenzar con la construcción de este experimento casero. Lo primero que debes hacer es colocar agua en la botella, más precisamente hasta la mitad. Hecho esto, coloca el corcho en el pico de la botella e introduce el pincho del inflador dentro, cuidando de que en el extremo interior de la botella sobresalga la punta del pincho, pues es por donde, más tarde, entrará el aire.

Cuando el sistema ya esté preparado, lo único que queda por hacer es colocar la botella con el corcho hacia abajo y sostenerla en esa posición con algo, nunca con la mano. Luego se puede comenzar el experimento introduciendo aire con el inflador hacia dentro de la botella. Cuanto más rápido se haga más veloz será el cohete.

Por si acaso, te recomiendo que antes le eches un vistazo a estos vídeos:

Asombroso, fácil y muy divertido, ¿no te parece? ¿Ya has intentado hacer este experimento? ¿Cómo te fue?

 

Artículos recomendados