Tela de araña: ¿para qué sirve?

La tela de araña es la fibra proteínica tan poco común y tan fascinante que segregan las arañas. Sus propiedades mecánicas las hacen cinco veces más resistente que el acero y tres veces más resistentes que las fibras artificiales de nylon, además son muy ligeras, ya que cada fibra mide una milésima de milímetro.

Como se puede estirar hasta un 135% de su longitud original sin romperse, los científicos estudian darle usos insospechados, ya sea mezclada con metales como el zinc, titanio o aluminio como por sí sola. Se intentan crear telas para uso militar (chalecos antibalas, paracaídas), para fabricar hilo quirúrgico o tejidos artificiales para huesos y tendones, micro-conductores y fibras ópticas. Veamos algunas otras cosas para las que sirve la tela de araña en las actividades humanas.

 

Artículos recomendados