¿Cuál es el origen del cáncer?

Mencionar la palabra cáncer es difícil para muchas personas, pues se asocia a estar muy enfermo o incluso a fallecer. Por lo general, son las personas mayores las que lo padecen, pero puede aparecer en cualquier edad de la vida.

El cáncer se considera una enfermedad que afecta mortalmente al 13 % de la población mundial. Es importante que conozcamos qué es el cáncer y cuál es su origen para ayudarnos a evitar los factores de riesgo y a prevenir su aparición.

¿Qué es el cáncer?

En realidad la palabra cáncer no designa una sola enfermedad, sino que engloba un conjunto de enfermedades que tienen un denominador común: el crecimiento irregular de las células más allá de los límites establecidos. Al dividirse sin control, las células comienzan a formar tumores malignos que invaden otras zonas del cuerpo.

Esta invasión puede producirse también a través del sistema linfático o del torrente sanguíneo, mecanismo que la medicina nombra como metástasis. De suceder esto, se desarrollarían nuevos tumores en los lugares de destino. Estas malformaciones terminan dañando y destruyendo el tejido sano del organismo, lo que interfiere con las funciones de los distintos sistemas.

Según el crecimiento que tenga un tumor puede ser considerado benigno o maligno:

  • Tumores benignos: tienen un crecimiento limitado y no hacen metástasis, por lo que no se les considera cancerígenos. Se los elimina y, en la mayoría de los casos, son irreversibles.
  • Tumores malignos: estos son los cancerígenos. Crecen descontroladamente e invaden otros tejidos y partes del cuerpo.

El cáncer se clasifica en 5 tipos:

  • Carcinoma: se desarrolla en la piel y los tejidos que cubren los órganos internos.
  • Sarcoma: se produce en los huesos, cartílagos, músculos, arterias o tejido conectivo.
  • Leucemia: aparece en los tejidos de la médula espinal y hace que se formen células anormales que entran en el torrente sanguíneo.
  • Linfoma o melanoma: comienza en las células del sistema inmunológico.
  • Cáncer del sistema nervioso central: se produce en los tejidos del cerebro y de la médula espinal.

Causas del cáncer

 

De manera natural una célula tiene programada su división celular, así como el momento de su muerte, llamado apoptosis. Lo que ocurre con el cáncer es que se daña el material genético de las células causando mutaciones que afectan su crecimiento y división normales.

La razón por la cual este proceso se rompe es difícil de determinar. Los factores de riesgo más frecuentes incluyen el hábito de fumar, determinadas infecciones, las radiaciones, el sedentarismo, la mala alimentación, la obesidad y los contaminantes ambientales. Estos elementos inciden en los genes directamente o se combinan con fallas genéticas que existen en el interior de las células para causar la enfermedad.

Sin embargo, aunque se sabe que el cáncer es una resultante de factores hereditarios, disposición del organismo y elementos del medio ambiente, la forma en que dichos aspectos interactúan es altamente compleja pues se relaciona con las particularidades de cada individuo.

Recientemente se ha demostrado que los componentes psico-emocionales desempeñan un papel muy importante en la fortaleza del sistema inmunológico, no solo antes de la formación de la enfermedad, sino también una vez que se desarrolla. El estado anímico del paciente se considera un factor indispensable para el propio tratamiento.

Prevención de las enfermedades cancerígenas

Los riesgos de contraer cáncer pueden minimizarse si se siguen medidas preventivas:

  • Evitar el alcohol y el cigarro.
  • Mantener una dieta orgánica balanceada, rica en frutas, vegetales y granos.
  • Disminuir el consumo de bebidas que contengan cafeína.
  • Mantener un peso corporal saludable.
  • Tener una conducta sexual responsable, que evite el contagio de enfermedades de transmisión sexual.
  • Practicar ejercicios con regularidad.
  • Minimizar y, si es posible, evitar del todo exposiciones a factores medioambientales agresivos, como rayos ultravioletas, radiaciones, gases tóxicos, etc.
  • Mantener un estado psico-emocional optimista y positivo.

El cáncer, segunda causa de muerte en el mundo, es una enfermedad cuyo origen no puede delimitarse con precisión; sin embargo, como hemos visto, existen factores de riesgo que pueden reducirse al mínimo de modo que las probabilidades de que se rompan los mecanismos de división celular sean muy bajas. Esperemos que la ciencia avance y aparezcan nuevas luces sobre el tema.

 

Artículos recomendados