Brujos, curanderos y videntes podrían ver el aura

Desde hace mucho tiempo los curanderos usan con certeza plantas maravillosas y medicamentos naturales que hoy se utilizan en la homeopatía. Ahora, una nueva investigación en el campo de la psiquiatría informa que los curanderos o brujos realmente podrían ver el aura. Pero, ¿qué sería exactamente el aura? ¿existe? ¿qué tanto de ciencia y de mito hay en esto? En OjoCientífico te contamos de qué se trata este interesante descubrimiento.

Curanderos y sinestesia

La investigación sobre los verdaderos ‘poderes’ de los curanderos y videntes estuvo a cargo del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada, quienes habrían dado en la tecla en la eterna duda de si es verdad que "se puede ver el aura de las personas". En teoría, sí, se puede. Lo que descubrieron fue que la mayoría de los curanderos tienen la capacidad de sinestesia. Una propiedad superior del cerebro que también tienen algunos pintores, músicos y escritores.

¿Qué es el aura?

El aura sería un campo de enegía que rodea a las personas, aunque no todas pueden verla. Para estos científicos, quienes tienen sinestesia pueden ver el aura. Según la neurología, esto se explica porque quienes tienen esta capacidad llevan en su cerebro una especie de ‘cableado más complejo y mayores conexiones’ que hacen que las diferentes áreas del cerebro se conecten, cuando en verdad suelen estar desconectadas, como en el común de la gente. Esto explica la posibilidad de ver un sonido, sentir el gusto o, por ejemplo, asignarle colores a los sentimientos.

¿Magia o empatía?

La investigación explicaría por qué se atribuye a esta gente poderes sobrenaturales o parapsicológicos. La capacidad sinestésica que tiene este tipo de personas hace sentir complacidos a quienes buscan su ayuda, ya que tienen un talento de empatía superior al resto. Realmente pueden representar la cara del dolor, porque tienen la capacidad de sentir lo que el otro siente.

Sin embargo, los investigadores de este fenomenal descubrimiento hacen dos aclaraciones importantes: el hecho de que quienes fueron estudiados tengan esta capacidad no quiere decir que todos los que se hacen llamar curanderos o videntes la tengan y, segundo, tener capacidad de sinestesia no los convierte en personas capaces de curar, sino que, por el contrario, sólo es una cuestión de inocente engaño entre una persona que ve más allá de lo aparente y el paciente que se siente comprendido.

Interesante, ¿no? Cuentanos qué opinas sobre los brujos y curanderos. ¿Crees que se los podría considerar desde el rigor científico?

 

Artículos recomendados