¿Por qué las personas hablan dormidas?


La somniloquia, si bien a cualquiera le puede llamar la atención, no se trata de algo tan extraño como pueda parecer. Muchísimas personas hablan mientras duermen, incluyendo quien aquí escribe. Para nosotros no implica cuestionamiento alguno, pero para quienes nos escuchan en medio de la madrugada puede resultar algo peculiar. Así que hoy voy a hablarles sobre esta interesante parasomnia y a contestar la pregunta sobre por qué las personas hablan dormidas.

La somniloquia


Como siempre, comenzamos desde lo más simple y nos preguntamos qué es la somniloquia. Bueno, básicamente refiere al acto en el cual una persona habla mientras está durmiendo, literalmente significa: “hablar dormido”. Es importante señalar que aunque es considerado una parasomnia (un tipo de trastorno en la conducta relacionado con el sueño), generalmente se considera una condición de poca importancia, sin riesgos médicos ni psicológicos considerables.

Claro que como ya mencionaba, al que habla mientras duerme ésto no le preocupa en lo más mínimo, pero para quien está durmiendo a su lado, la historia es bastante diferente. Pues quien habla mientras duerme puede hacerlo en cualquier etapa del sueño, en voz baja o muy fuerte, puede hacerlo en susurros, murmurando o hasta puede dar un discurso claro y elocuente, con o sin coherencia y a veces con insultos o barbaridades. Además de todo, al día siguiente la persona no recuerda absolutamente nada.

No obstante, vale la pena mencionar que aunque la somniloquia en sí no es algo preocupante, cuando es acompañada de otros síntomas en el correr del día puede estar significando algo más. Por ejemplo, en casos particulares, puede estar asociada a trastornos psiquiátricos relacionados con la ansiedad, a trastornos médicos como estados febriles o a trastornos del sueño como el sonambulismo o la apnea, entre otras.

¿Por qué ocurre?


Vuelvo a repetir, es algo más común de lo que se cree, pero como no estamos concientes de lo que estamos diciendo y como tampoco recordamos qué fue lo que dijimos, los cuestionamientos acerca de si mencionamos algo vergonzoso o algo que no debía mencionarse, son muy recurrentes. Especialmente por el hecho de que hay quienes sostienen que es posible que en nuestro discurso nocturno se revelen algunos de los deseos subconscientes (y permíteme contarte que en este caso estoy más que frito pues mi novia es estudiante de psicología). 

Pero para mi tranquilidad y seguramente la de muchos más, las investigaciones han demostrado que generalmente no se trata de algo interesante, sino que más bien, mayoritariamente, se trata de discursos sin sentido y con una escasa duración de entre 1 y 2 segundos. Sin embargo, no deja de ser un acto fascinante si tenemos en cuenta las formas en la que se desarrolla.

Las etapas del sueño y el habla


La somniloquia puede ocurrir tanto en la etapa REM como en las No-REM, pero cuando se desarrollan en la etapa REM del sueño (mientras estamos soñando), se dice que ocurre a consecuencia de un llamado “avance motor”. En éste, las cuerdas vocales y la boca, normalmente inactivas durante el sueño, brevemente se activan y se pronuncia exactamente lo mismo que se está pronunciando dentro del sueño.

Cuando ocurre en una etapa No-REM, se dice que ocurre a través de “despertares transitorios”, en los que el discurso suele ser menos comprensible ya que pierde sentido. Bajo este concepto, ocurre en medio de una transición de un sueño No-REM a otro, lo que sucede es que estos débiles estados del sueño son interceptados por un breve instante de vigilia.

                               

Como el habla en el sueño ocurre bajo circunstancias muy particulares, en las que diferentes estados de conciencia se superponen, el discurso no dura más que un par de segundos y siempre tiene cierta confusión. A pesar de todo, sorprendentes casos se han registrado en investigaciones científicas y centenares de palabras claramente audibles de corrido se registraron en algunas personas mientras dormían.

De todas maneras, no dejan de ser casos únicos, así como también el de algunas personas que confiesan crímenes o hechos particularmente perturbadores que en realidad nunca ocurrieron. Por eso, los expertos de la Fundación Nacional del Sueño en los EEUU, así como la ciencia y la ley, señalan que esta clase de confusiones no deben tenerse en cuenta por absoluto, ya que se trata de un discurso proveniente de lo irracional e inconsciente.

El mundo de los sueños y el inconsciente jamás dejará de sorprendernos y sin lugar a dudas, aún queda mucho que analizar. ¿Qué opinas sobre todo este tema? ¿Tú hablas mientras duermes o al menos eso te han contado? ¿Has escuchado a alguien hablar mientras dormía? ¿Qué dijo? 

 

Artículos recomendados