Diferencias entre agujeros negros y agujeros de gusano


Los agujeros negros y los agujeros de gusano, constituyen algunos de los fenómenos más curiosos, sorprendentes y desconocidos del universo entero, o al menos del que suponemos conocer. Cada uno de ellos ha dado lugar a numerosas teorías e historias de todo tipo, algunas más cercanas a la ciencia ficción que otras. Hoy quiero invitarte a conocer algunas características sobre estos fenómenos para así aprender a diferenciarlos.

Agujeros negros


No es la primera vez que nos detenemos a hablar sobre los agujeros negros pero viniendo al caso, hoy nos conviene repasar algunos de esos conceptos. Simplificando lo que, según la NASA, es un agujero negro, digamos que se trata de un lugar o una región del universo en la cual la fuerza de la gravedad es tan, pero tan fuerte que ningún tipo de material ni partícula alguna (ni siquiera de luz y por eso su nombre) puede escapar de allí. Éste se forma cuando una estrella muere.

La enorme fuerza gravitacional que allí existe, como resultado de una fuerte concentración de masa, se hace tan fuerte porque esta última se comprime en un espacio muy pequeño. Como ni siquiera la luz puede salir de allí, los agujeros negros no pueden visualizarse, aunque actualmente, con nuestros avances tecnológicos y especialmente con nuestros más modernos telescopios espaciales, es posible ubicarlos.

Un agujero negro puede ser muy grande o sorprendentemente pequeño, pudiendo existir incluso algunos del tamaño de un átomo. Lo más fascinante es que, a pesar de tener un tamaño tan pequeño como el de un átomo, pueden contener la masa de una de las montañas más grandes de nuestro planeta dentro, mientras que uno grande puede tener el tamaño de 20 soles, ¿al menos puedes imaginarlo?

Agujeros de gusano


Los agujeros de gusano, por otra parte, son algo puramente hipotético. Se los describe como una topología hipotética del espacio-tiempo en física y, básicamente, son una suerte de atajo o un puente que conecta dos puntos del espacio-tiempo. Además permitirían viajes a través del mismo a una velocidad mayor que la de la luz.

También conocidos como agujeros de gusano de Schwarzschild o puentes de Einstein-Rosen, en el contexto de análisis matemáticos y ecuaciones de la relatividad general, los puentes de Einstein-Rosen han sido un elemento clásico en la literatura y el cine de ciencia ficción, por obvias razones. Más allá de este hecho y a pesar de que se trata de una hipótesis que carece de evidencia capaz de sustentar la existencia de ellos, hombres de renombre en las ciencias (desde Einstein a Stephen Hawking) han estudiado e hipotetizado profundamente sobre los agujeros de gusano.

Diferencias


Bien, las diferencias son bastantes sencillas, ¿no? En primer lugar, los agujeros negros existen y tenemos evidencia de ello, los agujeros de gusano no, no se tiene evidencia de ellos y por ende, no existen, son hipotéticos. Los científicos son capaces de detectar y hacer un seguimiento de un agujero negro, lo cual es imposible con los agujeros de gusano.

Un agujero negro se forma naturalmente, tras un hecho tan simple como la muerte de una estrella en el universo. Por otro lado, un agujero de gusano se formaría como algo anormal en sí, tras una hipotética anomalía en la curvatura del espacio-tiempo o una brusca torcedura en la dimensión superior de la curva de dicho espacio-tiempo.

Suponiendo que un agujero de gusano existiese y si pudiera adentrarme en él, viajaría a una velocidad mayor que la de la luz, atravesando las barreras del espacio y del tiempo; sería algo así como meterse en un túnel y romper todas las barreras para llegar a otra dimensión o a otro tiempo. Ya sabemos bien qué pasaría si me cayera en un agujero negro, no habría chance, no contaría la historia. La fuerza de gravedad literalmente estiraría mi cuerpo y lo convertiría en una larga y delgada corriente de partículas subatómicas, formando un remolino flotante de mi persona que luego sería absorbido por la oscuridad del agujero.

Realmente interesante, ¿no lo crees? Más allá de que todo se trate de hipótesis y suposiciones, tan solo pensar en estos fenómenos nos deja sin aliento. ¿Conoces alguna otra diferencia entre los agujeros negros y los agujeros de gusano? ¿Cómo imaginas que son? 

 

Artículos recomendados