Descubrimiento de América: los viajes de Cristóbal Colón

A pocos días del 12 de octubre, hoy vamos a recordar los viajes a América de Cristóbal Colón. No sólo vamos a enfocarnos en su primera travesía, la que finalmente se conoció históricamente como el viaje del Descubrimiento de América, sino a señalar las características y principales mojones de todos los periplos de Colón por este continente.

Sabemos que hay mucha polémica en torno a este tema, cuestiones referidas al esclavismo, saqueos y otros crímenes. Pero la idea es conocer un poco de las vicisitudes de estos viajes, más allá de todos los mitos acerca de Colón.

Primer viaje: el descubrimiento de América

El primer viaje de Colón es el más importante por razones obvias. Las carabelas de Colón partieron del puerto de Palos, el 3 de agosto de 1492, con una tripulación que sumaba tan solo 90 hombres en conjunto. Al mando de las dos naves más pequeñas, La Pinta y la Niña, iban los hermanos Martín Alonso Pinzón y Vicente Yañez Pinzón respectivamente. Colón iba a bordo de La Santa María.

El primero en avistar tierra fue Rodrigo de Triana, en la mañana del 12 de octubre, aunque Colón luego quiso acreditarse ese primer avistamiento. Existe un debate sobre cuál es lugar en el que la tripulación puso pie por primera vez. Sí se sabe que fue una de las islas del archipiélago de las Bahamas, posiblemente la isla de San Salvador, aunque también se estima como muy posible que haya sido Cayo Samaná (Samana Cay). Lo cierto es que los indígenas se referían a ella como Guanahani.

La siguiente parada en este primer viaje fue Cuba, a la que llegaron un 28 de octubre, con una estancia que les permitió explorar parte de la isla y conocer el tabaco, entre otras cosas.
El 5 de diciembre, Colón llegó a la actual Haití, isla a la que bautizó como La Española, de donde partió un 25 de diciembre, no sin antes dejar a unos 40 hombres en un asentamiento llamado La Navidad, como no podía ser de otra manera.

El regreso a Europa comenzó un 16 de enero y llegaron al puerto de Lisboa, Portugal, el 4 de marzo, para luego emprender el último trecho hasta España.

Segundo viaje

Colón zarpó rumbo a América nuevamente el 25 de septiembre de 1493, esta vez con más de 1.200 hombres divididos en 17 barcos. Antes de llegar a La Navidad, donde 40 de sus hombres habían permanecido en un fuerte, Colón avistó y nombró varias islas, entre ellas, las actuales Santa María de Guadalupe, Saint Martin, Islas Vírgenes y Puerto Rico.

Al llegar a La Navidad, el 22 de noviembre, Colón encontró a todos sus hombres muertos por los nativos. Después de explorar el interior de la isla y perder parte de su tripulación por enfermedad, Colón partió a explorar Cuba y Jamaica, durante algunos meses, hasta que regresó a La Española, el 20 de agosto de 1494. 

El gobierno de Colón fue bastante penoso en cuestiones administrativas y retornó a España en marzo de 1496.

Tercer viaje de Colón

El penúltimo viaje comenzó en mayo de 1498, con una flota de 6 barcos. Una de sus misiones era encontrar la ruta al oriente que nunca pudo hallar y la más urgente era llevar ayuda y víveres a La Española.

El 31 de Julio, Colón avistó la isla Trinidad y poco después Isla Margarita, descubriendo la boca del río Orinoco, ya en pleno territorio sudamericano. Al retornar a La Española, Colón tuvo que afrontar, nuevamente, varias dificultades, incluyendo la insubordinación de los primeros colonos, recelosos de las pocas dotes administrativas de Colón. 

Su situación se agravó con la llegada de un enviado de la Corona española, Don Francisco de Bobadilla, un caballero de la orden de los Calatrava. Al llegar a La Española y constatar la situación de abuso de funciones, por tomar un término actual, Bobadilla decidió encarcelar a Colón y sus hermanos, para que luego fueran trasladados de nuevo a España en octubre de 1500.

Sin embargo, Colón fue liberado por los reyes, aunque los privilegios previos que estos le dieran previamente se redujeron.

El último viaje de Colón

La última travesía de Colón al continente americano se inició un 11 de mayo de 1502, algunos meses antes cumplirse los 10 años del descubrimiento de América, al mando de 4 barcos.

Primero visitó Martinica y Puerto Rico antes de llegar a La Española, en donde esperaba canjear una de sus carabelas por una más veloz. Luego de que un feroz huracán que redujera drásticamente la flota del gobernador de La Española, Nicolás de Ovando, y dañara parte de las naves de Colón, éste partió a América Central, en dirección a Honduras.

En ese viaje de exploración, se encontró, supuestamente, con mayas de la península de Yucatán. A pesar de interés que uno supone que debería haber despertado en Colón, prefirió seguir sus exploraciones hacia el sur, en vez de acercarse al norte del continente.

La última etapa de Colón en América abarcó meses de exploración por Costa Rica, Nicaragua y Panamá, antes de establecerse en Jamaica a la fuerza, debido a las fallas en sus naves, durante un año sumamente difícil. Finalmente, en junio de 1504, Colón y su tripulación fueron recogidos por las embarcaciones que luego los trasladaran a España, en donde finalmente murió en 1506.

Este fue el resumen de los viajes de Colón por América. Más allá de que se asegura que Colón no fue quien descubrió América y de todos los mitos sobre la figura del navegante genovés, la importancia de su figura no puede ser dejada de lado.

¿Qué otras cosas sabes acerca de los viajes de Cristóbal Colón a América? ¿Quieres conocer otras curiosidades sobre el descubrimiento de América?
 

Siguenos en Facebook

Artículos recomendados