Crítica de Game of Thrones 1x03: Espadas en las Sombras

El tercer episodio de Game of Thrones fue el mejor hasta la fecha y probó como la construcción de los personajes da sus frutos a la hora de verlos crecer y evolucionar mucho más allá de lo que la televisión convencional se atreve a mostrarnos.

A pesar de estar titulado en honor al hijo no reconocido de Ned Stark, el capítulo continúo diversificándose, dándole a cada personaje un breve momento para brillar sin perder de vista a los principales. Tyrion y Ned siguen siendo las estrellas de la serie y Arya también comienza a ganarse poco a poco su lugar protagónico en base a su energía, carisma y esa feroz inteligencia que la distingue de su insípida hermana Sansa.

Para los fans de los libros que protestan porque no es exactamente igual, les recuerdo que es una adaptación que trata de resumir una obra gigantesca en una serie y eso exige sacrificios.

Es la misma cuestión que con la adaptación de cualquier otra historia a otro medio, pero los sacrificios valen la pena si se obtienen resultados como estos ya que millones que jamás hubiesen leído la historia la conocen por primera vez.

Puntaje: 9/10- Un episodio genial para Game of Thrones que capítulo a capítulo se consolida como una de las mejores series del año.

 

Artículos recomendados