Crítica de Game of Thrones S01E10: El Fuego y el Dragón


El final de temporada de Game of Thrones fue tan dinámico y espectacular como imaginé, dejando una sola cosa de lado. Casi todos los personajes importantes tuvieron su momento para brillar y demostrar su valor al mismo tiempo que uno que no me cae particularmente bien (Sansa Stark) probó que no es una damisela completamente inútil (aunque todavía tiene mucho trabajo por hacer para redimirse por sus fracasos de esta temporada). Les comento que esta reseña tendrá muchos spoilers así que no la lean si aún no han visto el episodio.

Jon Snow descubrió el valor del honor, Robb Stark se vio empujado a una posición mucho más alta que la que jamás imaginó y el genial Tyrion Lannister recibió por primera vez en su vida algo de respeto y aprecio de su diabólico padre (también se atrevió a llevarle la contra en un detalle que muestra como su personaje ha crecido a lo largo de la temporada).

Aun así la estrella del episodio fue Daenerys Targaryen (también conocida como Dany), quien después de perder todo lo que amaba nuevamente siguió su instinto y se vio renacida como un ser mitológico poseedor de los tres últimos dragones del mundo. Incluso sabiendo lo que iba a ocurrir (conozco un poco los libros, pero no soy experto) creo que la escena resultó mucho más creíble, intensa y dramática de lo que esperaba gracias a la excelente actuación de Emilia Clarke, quien junto con Peter Dinklage que interpreta Tyrion, es una de las estrellas del show.

Lamentablemente el renacimiento de Dany tuvo un precio muy alto, ya que perdió a su bebé y a su esposo (algo que mi estimada amiga Iana P Juli va a lamentar mucho) al igual que a la mayoría de sus seguidores. Sin embargo ganó algo mucho más preciado de lo que jamás imagino con 3 dragones bebé que serán instrumentales en su ascenso a un poder mucho más alto de lo que jamás imaginó en la próxima temporada.

La única crítica que tengo para hacerle al episodio es la falta de al menos una escena de batalla entre los ejércitos Stark y Lannister, algo que si bien entiendo fue debido al presupuesto, no deja de molestarme un poco. Esperemos que la segunda temporada nos dé al menos un buen choque entre ambas fuerzas y también elija un protagonista interesante para interpretar a Stannis Baratheon, uno de los contendientes al trono y experto (aunque sanguinario) líder militar.

Puntaje: 9/10- Un final de temporada excepcional para un show cuyo regreso estaremos aguardando ansiosamente.

 

Artículos recomendados