Crítica de Homeland 1x03: Expuestos al peligro

Clean Skin, el tercer episodio de Homeland, se apartó de la historia principal (determinar si Brody o no es un traidor) para traernos dos historias secundarias pero no menos interesantes. La primera muestra a la familia Brody intentando ajustarse nuevamente a una dinámica "normal" mientras que la segunda explora como Carrie (Claire Danes) debe seguir a uno de sus activos (así llaman los agentes a las personas que los ayudan sin ser agentes ellos mismos) que se ve involucrada en una situación potencialmente letal.

El capítulo no decepciona, tanto por la construcción de la dinámica familiar Brody como por lo brutal de la lucha de Carrie por obtener información, incluso cuando eso supone arriesgar la vida de otra persona. Creo que hasta el momento no se había mostrado bien cuan sucio y complejo es el juego de espías, incluso en territorio "seguro".

La historia de Brody (Damian Lewis) es mucho más humana y compleja, ya que él y su familia deben volver a conocerse luego de 8 años de separación y a pesar de que sus hijos parecen dispuestos a intentarlo, su esposa tiene serias dudas acerca de quien es ese hombre al que dió por muerto hace mucho tiempo.

El misterio alrededor de Brody se vuelve aún más interesante por este análisis de sus cualidades humanas, que lo vuelven un personaje aún más complejo y entretenido para el público. Carrie mientras tanto se esmera lo más posible por resultar detestable pero quizá ese sea el objetivo del show, al hacernos odiar al "héroe" y volver más interesante al "villano" para cambiar un poco el simple y predecible panorama moral de la televisión.

Puntaje: 8/10- Con solo 3 episodios, Homeland se consolida como uno de los mejores dramas del año y una apuesta segura a la hora de buscar buenas actuaciones e historias complejas.

 

Artículos recomendados